Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Editorial

El Tribunal Supremo ha anunciado que en el mes de septiembre dará una solución definitiva al galimatías judicial que se ha montado en torno a la legalidad o ilegalidad del hotel de El Algarrobico. El alto tribunal tendrá que emitir cuatro sentencias que dejarán vía libre, o no, a la demolición del polémico edificio construido en la playa del mismo nombre por la empresa Azata del Sol. Las sentencias deberán dictaminar si el suelo donde se construyó el hotel es urbanizable, tras dos fallos contradictorios sobre la legalidad de la licencia de obras emitidos por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Además, deberá decidir si esa licencia se concedió sujeta de derecho y, por último, tendrá que decidir sobre los recursos de la constructora contra dos sentencias del TSJA que señaló que el hotel debería pasar a propiedad de la Junta de Andalucía al ejercer ésta el derecho de retracto en el año 2006.

El magistrado del Tribunal Supremo Rafael Fernández Valverde, en una vista a Almería, ha puntualizado: “Desde el punto de vista de la legislación estatal de Costas, el deslinde está realizado de forma firme pero, a partir de ese momento, surge la cuestión de dónde están las servidumbres y qué tipo de urbanización se produce con la administración local, que es la competente en materia urbanística”. Para Fernández Valverde: “En la Sala de Granada del TSJA ha habido ciertas discrepancias sobre si tiene que haber una mayor o una menor protección medioambiental y de eso derivarían las posibilidades urbanísticas de la zona”.
Pero, lo que realmente sorprende, es que durante los ocho años que duró el trámite administrativo para la construcción del hotel, (tiempo que Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar-Ecologistas en Acción utilizó para denunciar constantemente su ilegalidad, recurriendo al Defensor del Pueblo Andaluz y al Parlamento Europeo, ante los oídos sordos que demostraron el resto de las administraciones competentes), la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Carboneras accedieran a recalificar como urbanizable un suelo rústico, se aprobaran los proyectos de urbanización y de reparcelación, y se concediera una licencia municipal de obras. El proyecto contemplaba construir varios edificios de más de 23 plantas a 20 metros de la línea del mar y levantar 1.500 viviendas unifamiliares. Solo fuimos los ecologistas los que nos dimos cuenta del desaguisado que se estaba montando. Un desaguisado que ha puesto en peligro la declaración de Reserva de la Biosfera concedida por la UNESCO.

Pero la lucha contra el hotel de El Algarrobico ha sido una más de las que en estos 20 años han librado los Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Batallas que se seguirán llevando a cabo con el único objetivo de defender la conservación de este espacio natural.

Y una de ellas es la queja continua del estado de suciedad y abandono que tienen algunas calas y algunas zonas de este espacio natural. El vacío legal que plantea la responsabilidad de la limpieza. Medio Ambiente afirma que es competencia de los ayuntamientos, y estos, a su vez, mantienen que se hacen responsables de los núcleos urbanos. Al final llega el verano y nos volvemos a encontrar con casos, como el del Plomo, donde las montañas de basura se acumulan junto a la rambla que desemboca en esta playa, convirtiéndose en un foco de infecciones.

Antonio Hermosa
Miembro de la Junta directiva de la Asociación
Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar