Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Las Negras: Núcleos de población del Parque

Las Negras es una localidad costera del Parque Natural perteneciente al municipio de Níjar, situada al sur del Cerro Negro y del Cerro de las Estorvillas. Se accede a ella a través de la carretera AL 3106, pudiendo hacerlo desde Campohermoso pasando junto a Fernán Pérez o por la costa pasando junto a Rodalquilar.

Al parecer, el origen de los habitantes de Las Negras tuvo lugar en la Cala de San Pedro en la que se estableció un pequeño asentamiento junto al castillo de San Pedro que contaba en 1887 con 225 habitantes, población que con el tiempo (en 1940 había censados 30 habitantes) se trasladaría al actual emplazamiento dado el aislamiento y difíciles comunicaciones de que disponía el enclave. El origen del topónimo "Las Negras" cuentan que procede de una trágica historia debida a un naufragio de marineros de Cala de San Pedro, sus mujeres, al quedar solas y viudas emigraron hacia una zona de mejor accesibilidad. El hecho de vestir de riguroso luto, hizo que a la población la llamaran "Las Negras" por el color de los vestidos de las mujeres que habitaban el lugar. Hay otra versión bien diferente sobre el origen del citado topónimo, en la que cuentan que en un antiguo cortijo situado en la zona, vivía una familia que tenía a su servicio dos chicas de color provenientes de África. Dado lo poco usual en la zona que resultaba el color de su piel, los que venían al lugar acabaron refiriéndose a la incipiente población como "Las Negras".

Foto: Vista de Las Negras © José Gálvez
 

Existe otra explicación más "racional" sobre el origen del topónimo, que procede del cerro situado al norte de la población, de origen volcánico y de color casi negro, de donde procede el nombre de "Las Negras".

El número de habitantes censados en la actualidad en el núcleo de población es de 339 (INE 2014), siendo en torno a la mitad de la población españoles y el resto fundamentalmente alemanes, italianos e ingleses.

El núcleo urbano es muy extenso (66,31 ha) en el que podemos identificar dos zonas claramente definidas, siendo una, la zona del frente litoral y la otra la que se localiza en la ladera noreste del Cerro del Aire. Estas zonas están separadas físicamente por la Rambla de Las Negras. Existe entre ambas un área de "transición" en la que existen viviendas dispersas y todavía perduran algunas huertas, la mayoría de ellas abandonadas.

 
La zona de costa, donde se originó el núcleo de población en la década de los 60 del pasado siglo, es de carácter más turístico, en la que podemos encontrar restaurantes, cafeterías, tiendas variadas y otros locales de ocio. En esta zona también existe una importante oferta de alojamientos, entre los que encontramos hoteles y numerosos apartamentos.
Las calles del núcleo urbano se vertebran en torno a un eje principal que es la Calle Bahía de Las Negras que nos encontramos tras una glorieta alargada (glorieta de Rufino Díaz Sánchez), construida hace pocos años, junto a la cual tenemos el centro comercial El Bergantín. Transversales a la calle principal podemos adentrarnos en pequeñas calles estrechas, que constituyen la zona más antigua de Las Negras, como son las calles San Pedro, Pescador, Agüillas, etc. En esta última nos encontramos una modesta capilla para el culto católico.
 

La playa de Las Negras tiene una longitud aproximada de 850 metros y está formada por arena y bolos medianos de origen volcánico. En la arena nos encontramos numerosas embarcaciones varadas, la mayoría de recreo, aunque también podemos ver algunas baracas para la práctica de la pesca tradicional, que antaño fue más importante en la población. Frente a la playa existe un pequeño paseo marítimo de algo más de 100 metros de longitud en el que se alternan palmeras con unos originales diseños de estructuras de madera que le confieren un aspecto muy singular.

Las Negras cuenta con una biblioteca pública a la que se accede desde la Calle Batiscafo y que identificaremos fácilmente por su edificio singular carente de ventanas en sus fachadas, dado que la luz natural la toma desde un patio interior con el que cuenta dicho edificio. La localidad también cuenta con instalaciones para la práctica del deporte ubicadas junto a la desembocadura de la Rambla en su margen derecha, compuestas por una pista polideportivo.

Dentro del núcleo urbano nos encontramos la zona conocida como el paraje Torrehoyo, menos urbanizada que la franja de costa, en la que las viviendas se concentran principalmente en torno a las calles Barlovento y Vallestrinque y se alternan con pequeños huertos de frutales y zonas abancaladas, estando la mayoría sin cultivar.

La otra zona bien diferenciada del núcleo de población es la que se localiza en la ladera del Cerro del Aire, en la que se encuentra la urbanización Cortijo Las Negras. Las calles van rodeando gran parte del citado cerro. Aquí nos encontramos principalmente viviendas de tipo chalet con jardín y que gozan de unas excelentes vistas hacia la Bahía de las Negras y de toda la población. Merece la pena subir hasta estas calles más elevadas para disfrutar de esas vistas privilegiadas (calle Trinquete, Botavara o Estrella Polar).

 

Fotos:
Cala San Pedro © JG
Vista de Las Negras © JG
Glorieta de Rufino Díaz Sánchez © JG
Calle Bahía de Las Negras © JG

FUENTE: INE
 

Ortofoto de Las Negras © IGN

 

Las Negras cuenta con un elemento etnográfico muy característico del Parque Natural, un molino de viento restaurado recientemente y que se alza como un icono junto al extremo oeste de la Glorieta de Rufino Díaz Sánchez en un pequeño altiplano abierto a los vientos que antaño lo hacía funcionar para la molienda de cereales procedentes de los campos cercanos.

La localidad de Las Negras celebra sus fiestas patronales a mediados de agosto en honor a la Virgen de la Asunción. Durante varios días se organizan competiciones deportivas, juegos infantiles y una verbena nocturna que alegra las noches de verano a los habitantes y foráneos de la localidad.

Al norte del núcleo urbano, a poco más de 200 metros, se localiza la barriada del Ventorrillo, una agrupación de viviendas en torno a la Calle de las Agüillas rodeadas de huertas que mantienen su carácter rural.

Las Negras sirve de punto de partida para una conocida ruta de senderismo que llega hasta la emblemática Cala de San Pedro, que dista unos 4,3 km a pie desde el núcleo urbano. En dicha Cala, de la que ya hemos comentado que procedían los habitantes que dieron origen a la población de Las Negras, podemos ver todavía alguna vivienda en pie, el antiguo cuartel de la Guardia Civil, un palomar almenado y las ruinas de una fortificación, el Castillo de San Pedro, declarado bien de interés cultural (BIC), que espera una ansiada restauración que frene su deterioro.

El castillo, que se construyó en varias fases tenía como objeto defender el codiciado enclave en el que se encontraba un manantial permanente de agua dulce, quedando la cala al abrigo de los vientos por lo que era un lugar muy propicio para fondear los barcos. Inicialmente en el año 1583 durante el reinado de Felipe II se construyó la torre que disponía de una guarnición de doce soldados, para lo que se trasladaron los materiales desde Málaga. Esta torre se hundió, al menos parcialmente, el 31 de diciembre de 1658 a causa de un terremoto que ocasionó la muerte entre los escombros de su alcaide. Carente de recursos, la Corona entregó la propiedad perpetua de su alcaidía, a cambio de la reconstrucción, a Baltasar de Almansa (Gil Albarracín, A. 2000).

 
 
 
 
  Foto:
Biblioteca municipal y molino de viento © JG
Embarcaciones varadas en la playa de Las Negras © JG
Viviendas en el Cerro del Aire © JG
Castillo de San Pedro © JG
 

Hacia 1695 esta fortificación sería reforzada con una plataforma adjunta que aumentó su capacidad artillera. Durante el reinado de Carlos III, el reglamento de 1764 asignó al castillo de San Pedro una guarnición de 26 personas que obligó a una ampliación de su batería y estancias que fue proyectada en 1767 por José Crame, dotándole de la extensión con que ha llegado a nuestros días (Gil Albarracín, A. 2000).

Las Negras ha sido varias veces escenario de cine, rodándose gran parte de la película "Un día sin fin", dirigida por Giulio Manfredonia en el año 2004. También se grabó aquí en los años 70 del pasado siglo, el drama "Los gallos de la madrugada", dirigido por José Luis Sáenz de Heredia y protagonizado por Fernando Fernán Gómez y Concha Velasco. Más recientemente, parte del videoclip de Amaral "Días de verano" y "Volver a verte" de El Lunático cuentan con escenas grabadas en esta población costera del Parque Natural.

El visitante de Las Negras, podrá disfrutar de una preciosa y singular bahía en la que está muy presente su origen volcánico, de tranquilos paseos por sus calles y paseo marítimo, así como de una amplia y variada oferta de ocio y restauración.

Francisco Gálvez