Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

La pequeña desconocida

Cuando hacemos el recuento de las plantas del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y queremos resaltar alguna entre su más de millar de especies, es frecuente que los botánicos y los guías ambientales acudan siempre a los endemismos, aquellas especies exclusivas del territorio que sirven para mostrar y poner en valor la riqueza y singularidad de la flora de este espacio. A los aficionados a la naturaleza y a los amantes del Parque no les serán desconocidos el Dragoncillo del Cabo (Antirrhinum charidemi) o la Aulaga morisca (Ulex canescens), ambos endemismos exclusivos del Parque; sí resulta más extraño que conozcan a la Brasera del Cabo, una especie que, no sabemos bien por qué motivos, ha pasado desapercibida, siendo como es un elemento de relevancia dentro de la flora del Parque.

Para paliar esta situación, en esta ocasión, vamos a dedicarle el artículo a esta plantita, a la vez tan desconocida como interesante.

Con este nombre se conoce a una compuesta, Centaurea barrasii dada a conocer por Carlos Pau, un botánico español de finales del siglo XIX y principios del XX que publicó la especie en 1922. Es endémica del litoral levantino almeriense, pero, aunque cuenta con una pequeña población en la Sierra de Almagrera, el grueso de sus ejemplares crecen en el término municipal de Carboneras, excediendo algo los límites del Parque Natural Cabo de Gata Níjar y centrándose sus núcleos en los alrededores de Mesa Roldán.

Fotos: Brasera del Cabo © JB
 

Tiene el aspecto de una matita ramificada, de hasta 40 cm y porte erecto, algo áspera al tacto pero no espinosa, excepto en los capítulos florales (término para denominar a las estructuras en las que se agrupan las flores en las compuestas). A diferencia de otras especies de Centaurea, sus hojas son no decurrentes, y de márgenes profundamente divididos, de hasta 130 x 40 mm. Las de la parte superior de los tallos son más pequeñas que el resto, y las de la parte media presentan 7 pares de lóbulos, lineares u oblongos, enteros o dentados. Los capítulos aparecen en las puntas de las ramas, solitarios, con hojas involucrantes e involucro de 15 a 18 x 12 a 15 mm, de ovoideo a subgloboso con brácteas glabrescentes, las medias con una apéndice apical palmeado de color pajizo o ferruginoso, con 5 a 9 espinas divergentes, la central de 3,5 a 5 mm, algo mayor que las laterales, punzantes. Su floración es muy atractiva, se prolonga desde marzo hasta junio o incluso julio. Sus flores rosadas resultan muy atractivas para los insectos que las visitan intensamente. Las semillas son de 4 a 4,5 mm con vilano doble que facilita su dispersión por el viento.

Se trata de un hemicriptófito: una especie con un hábito de crecimiento frecuente en estos entornos semiáridos pasando un tiempo de su ciclo vital en reposo, brotando en la época favorable desde sus yemas subterráneas, y por lo tanto no es visible durante el invierno. En el Parque gusta de las calizas arrecifales, apareciendo en taludes rocosos y entre el espartal. Las experiencias de cultivo, realizadas en el Jardín Botánico El Albardinal, indican que no es especialmente exigente en cuanto a sus necesidades, y que es capaz de extenderse con facilidad, probablemente además de su reproducción por semillas presente algún mecanismo de reproducción vegetativa. Su floración abundante y dilatada en el tiempo la convierte en una atractiva especie para cubrir rocallas.

Además de lo limitado de su área de distribución, su proximidad a carreteras y canteras constituyen su principal amenaza en Cabo de Gata. Actualmente está recogida como vulnerable en la Lista Roja de la Flora Vascular Española (2010), pero sería interesante abordar su inclusión en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas.

Jardín Botánico El Albardinal
Consejería de Medio Ambiente
y Ordenación del territorio