Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Suelos y aguas contaminados por arsénico en Rodalquilar

Las actividades mineras suelen generar una gran cantidad de residuos, llegando a contaminar las áreas circundantes, cuando son abandonados sin ninguna medida de control, Éste es el caso de la antigua mina de oro de Rodalquilar, donde la concentración del metal precioso mediante la cianuración del cuarzo aurífero, ha provocado un enorme problema de contaminación, desde el abandono de la explotación en 1966.

La mayor parte de los residuos mineros se han generado por la explotación de las mineralizaciones de “alta sulfuración” del Cerro Cinto, y en menor medida, por la explotación selectiva de los filones de “media y baja sulfuración” (mina Consulta, Niñas, etc.). Así, durante el periodo 1930-1936 y durante el periodo 1943-1966, se produjeron del orden de 1.500.000 t de lodos de cianuración, que actualmente cubren una superficie aproximada de 0.5 km2 con un espesor medio de 7m. Dichos residuos se han depositado sobre los sedimentos aluviales de la Rambla del Playazo, constituyendo un foco permanente de contaminación. En Rodalquilar, se utilizó el cianuro potásico, después de la trituración y molienda del cuarzo aurífero, en la llamada planta “Denver”, que era capaz de procesar hasta 600 t/día, hasta generar la mayor parte de los residuos actuales. Además del cianuro potásico, empleado a razón de 0.5 kg/t de mena, el principal aditivo que se utilizó en el proceso de cianuración fue la cal común, que confirió el carácter alcalino a los residuos generados.

Foto: Tanques de cianuración y antiguas instalaciones mineras © AN

Para caracterizar esta antigua zona minera se han llevado a cabo distintas campañas de muestreo de residuos, suelos y sedimentos realizadas entre 2004 y 2012 por la UPC. Se tomaron un total de 32 muestras, extraídas a 0.20 m de profundidad que cubrían la mayor parte de la zona de estudio. Del conjunto de muestras sólidas 16 correspondían a residuos mineros y las otras 16 eran suelos y sedimentos.

Los análisis químicos de los residuos y sedimentos muestran concentraciones elevadas de As, Sb, Cu, Pb y Zn, entre otros metales (Tabla 1). Así, para los residuos, el arsénico (As) tiene una concentración media de 720.5 mg/kg y una concentración máxima de 1410 mg/kg. En el caso del Sb y Cu las concentraciones medias son de 150.4 y 208.3 mg/kg, respectivamente, mientras que para el Pb y el Zn los valores medios son muy altos, llegando a 1098.1 y 489.6 mg/kg, respectivamente.

En relación con los suelos y sedimentos, el As alcanza una concentración media de 345.1 mg/kg y un valor máximo de 794 mg/kg, valores del orden de la mitad de los alcanzados en los residuos mineros. En cuanto al Sb y Cu, los valores medios son de 53.5 y 177.2 mg/kg, respectivamente. Para el Pb y Zn también se detectan valores medios bastante elevados y que llegan a los 363.6 mg/kg en el caso del Pb y a los 245.2 mg/kg en el caso del Zn. Si se comparan los datos obtenidos con los valores máximos de algunas legislaciones para suelos como la normativa holandesa, resulta que hay numerosos elementos que superan los valores máximos establecidos y en relación con los valores de intervención. En el caso del arsénico, el valor de intervención está fijado en 55 mg/kg, que se supera en cada una de las 30 muestras, hallándose valores próximos a este límite en algunas de ellas. En el caso del plomo, el valor máximo establecido por las normas holandesas es de 530 mg/kg y existen nueve muestras que superan este límite. En cuanto al antimonio, casi todas las muestras superan el valor de intervención que está en 15 mg/kg.

Foto: Lodos de cianuración junto al casco urbano de Rodalquilar ©AN

Además y a causa de las condiciones climáticas de esta zona y del pequeño tamaño de las partículas contaminantes, el “polvo” cargado de As se dispersa continuamente, por la acción del viento, hacia los suelos agrícolas y las viviendas próximas al depósito de lodos de cianuración. La relación directa entre As y diversas enfermedades como el “cáncer”, hacen que este episodio de contaminación sea de una manifiesta gravedad.

Ubicación de las muestras de residuos, sedimentos y suelos.
 

En relación con las aguas subterráneas, se han detectado una gran cantidad de metales y metaloides en disolución, mostrando en algunos de los puntos muestreados, concentraciones de Al, As, Cd, Fe, Hg, Mn, Ni, Pb, Se, Sb y Zn (Tabla 2), que superan los criterios de calidad de aguas para consumo humano (Real Decreto 149/2003, BOE 21/02/03). Destaca la extensión alcanzada por la contaminación con As que se detecta en todo el acuífero y con concentraciones que alcanzan los 0.2 mg/L. También se detectan valores muy elevados de cloruros y sulfatos en las aguas subterráneas, en parte asociados a la existencia de un fenómeno de intrusión marina en la zona próxima a la línea de costa.

Andrés Navarro
navarro@mf.upc.edu
Departamento de Mecánica de Fluidos, Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), Colón 7-11, 08222-Terrassa (Barcelona)

 

Tabla 1: Composición química de las muestras sólidas. VMNH: valor máximo de las normas holandesas de suelos contaminados (mg/kg).

Tabla 2: Concentraciones de algunos metales y metaloides presentes en las aguas subterráneas del Valle de Rodalquilar. (*): no dispone de criterio de calidad, (**): agua del mar en el Playazo de Rodalquilar. Valores en μg/L.