Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Editorial

Nunca podemos olvidar que en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar nos encontramos en un espacio natural donde debe primar la conservación de la flora y la fauna sobre el interés humano. Esto no impide que las personas puedan disfrutar de los atractivos que ofrece esta reserva medioambiental única en el mundo. Lo importante es contar con las normas adecuadas que hagan posible esta cohabitación. La Asociación de Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar lleva años reivindicando un plan de movilidad que regule los movimientos de vehículos, embarcaciones y personas por este enclave medioambiental.

Desde hace algunos años las autocaravanas han aumentado su presencia en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Estas viviendas motorizadas son ideales para recorrer este espacio natural y descubrir todos sus paisajes y rincones. Las vemos aparcadas en muchos lugares idílicos del Parque. Incluso, tenemos constancia que, en las redes sociales, se recomienda esta zona a los grupos especializados en autocaravanas del continente europeo. Estos vehículos están generando un problema a las administraciones responsables que vigilan y regulan las actividades que se pueden realizar en esta zona declarada por la Unesco Reserva de la Biosfera. Hasta ahora, las autoridades sólo se han limitado a sancionar su presencia cuando han sido localizadas pernoctando en playas alejadas de los núcleos de población de Cabo de Gata-Níjar. Pero la solución no está solo en sancionar. Sino que hay que regular y marcar las normas para su estancia en este espacio medioambiental. Desde Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar creemos que son una buena forma de turismo, que su presencia durante todas las estaciones del año genera una cierta rentabilidad económica a los comerciantes, que tienen perfecto derecho a circular por las carreteras y caminos de este espacio autorizados. Pero también creemos que es hora de buscar una solución y regular su presencia en este parque natural. Faltan aparcamientos para autocaravanas y normas que diferencien a estos puntos de los campings, para hacer compatibles ambos negocios.

También han aumentado considerablemente el número de fondeos que se instalan de forma indiscriminada en muchos núcleos de población costeros del Parque Natural. Algunas personas lo han convertido en un negocio y ofrecen a los visitantes con pequeñas embarcaciones de recreo la posibilidad de instalarles un “muerto” frente a la playa en la que van a residir durante el tiempo que duren sus vacaciones. Al final nos encontramos con muchos bloques, cadenas y boyas abandonadas en las bahías que integran este espacio, que dañan los fondos marinos repletos de praderas de Posidonia. Es hora de controlar estas prácticas y ofrecer alternativas. Una buena idea es instalar fondeos de doble boya y con cabo en lugar de cadena, para proteger la biodiversidad que se encuentra sumergida en la costa de este parque natural.

Los kayaks y las empresas que ofrecen sus servicios también han aumentado considerablemente. Por supuesto, que desplazarse en estas pequeñas embarcaciones es idílico para conocer la costa de este rincón protegido, pero no podemos permitir que nos invadan impidiendo el baño y atracando en las reservas marinas. También es buen momento para regular su uso.

Antonio Hermosa
Miembro de la Junta directiva de la Asociación
Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar