Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Antonio Gil Albarracín, historiador

El patrimonio es una parte insoslayalable del medio ambiente

Un hombre del Parque, residente en San José dese el año 1990 a caballo con Cataluña. Natural de Almería, conoció el Parque de la mano del profesor almeriense D. José María Artero, que tanto gustaba de acercar sus alumnos a la Naturaleza in situ. Doctor en Historia, es catedrático de Geografía, Historia e Historia del Arte, en Enseñanza Secundaria. De sus muchas publicaciones son mayoría las dedicadas al patrimonio, gran parte de ellas referentes al ubicado en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, de los que puede hablar con autoridad porque prácticamente le ha dedicado un libro a cada una de sus fortificaciones. Actualmente trabaja en la publicación de un libro que con el nombre de Monumentos y Disparates recopila una serie de artículos que llaman la atención sobre el desprecio con el que se está tratando el patrimonio y que contará con varios patrocinadores, entre ellos Amigos del Parque.

 

Asegura que en el Parque hay varios errores de gestión.
El primero y fundamental es que a pesar de que la legislación lo permite no se dotó de un preparque que hubiera amortiguado el contacto con el entorno, en este momento el linde físico del Parque es ya una encerrona de invernaderos o de proyectos de urbanización y similares que realmente afean, por ejemplo, la entrada al núcleo del Parque, que es San José, desde el Nazareno es un callejón entre plásticos realmente indigno. Desgraciadamente es un error que eso ya va a ser difícil de resolver.
En segundo lugar, el Parque ha sido un producto del interés de geólogos y biólogos que supieron ver, y tenemos que felicitarnos por ello, sus valores naturales, sin embargo no hubo nadie del campo de las humanidades que les dijera que antes de crearse el Parque, en ese territorio había trece monumentos nacionales, porque todos los castillos de España desde el año 1949, sea cual sea su estado, son de oficio monumento nacional.

Foto: Antonio Gil Albarracín © JMJ

Defiende que el Parque es también del interés de humanistas y de gente que esté encargada del equilibrio de la arquitectura, del estudio de la tecnología popular, y afirma que hay errores pavorosos.
Por ejemplo el castillo de San Pedro se está cayendo a trozos por el abandono y en frente hay un palomar que imita una torre almenada y está catalogada como obra defensiva.

Nos explica que el Parque es riquísimo en patrimonio, no solo el que hay consolidado sino que existen posibilidades de incrementarlo dándole el valor que tiene a aquello que hay, porque existen partes que aún no se han valorado
Precisamente en este momento que se conmemora el bombardeo de Almería de hace 80 años por parte de la flota nazi, para contrarrestar aquello se hizo una batería, abandonada desde el año 1939 y que estamos pidiendo que se declare Bien de Interés Cultural y que se convierta en lo que sería el mejor mirador del Parque.

 

Otra parte importante del patrimonio son los faros, los cuales, nos explica, están mantenidos por su uso y por el acceso restringido, pero que normalmente si se solicita pueden ser visitados. Y nos recuerda que el faro de Cabo de Gata es un castillo, en concreto San Francisco de Paula.
El faro está enclavado en medio de este castillo y todo el muro está dentro. Lo proyectó en 1733 Felipe Crame, un ingeniero militar, construyéndolo a partir de 1735, y fue en 1863 cuando en una disputa enorme entre defensa y fomento a ver donde se colocaba el faro, se colocó en el centro de la batería con la condición de que dejaran espacio por si alguna vez había que usar la batería y ahí está el muro, la batería está dentro.

 

Fotos:
Alzado del fuerte de San José en 1739 © AGA
Estado actual del Castillo de San José © JMJ
Lo que fue la batería de San Francisco de Paula © JMJ

 

Patrimonio etnográfico
Opina el profesor que el Parque es también rico en patrimonio etnográfico, que es fundamental, señalando que los gestores del Parque no han impedido a nadie que quisiera conservar, pero sí que no ha hecho absolutamente nada para impedir el deterioro de aquello que se había dejado deteriorar.
Creo que el caso manifiesto es el cortijo del Fraile: lo hemos visto entero en los años 80, después de la declaración del Parque y sin embargo se ha ido produciendo paulatinamente un abandono, que en parte probablemente fuera inducido, hasta que ha llegado a la situación actual en que prácticamente es irrecuperable, aunque habrá que seguir luchando para que deje de ser una propiedad privada en función de unos objetables cultivos.

Defiende que el patrimonio es una parte insoslayalable del medio ambiente.
El Parque es un ejemplo de un espacio natural antropizado: el hombre ha intervenido y lo ha mejorado. Por ejemplo, las salinas es una albufera que ha sido organizada y ordenada por el hombre, ahí el hecho de que haya aves es que hay vida. En este sentido hay que entender bien claro que el hombre no es un enemigo de la Naturaleza, lo es cuando hace lo que no debe y, naturalmente, puede haber una perfecta convivencia, un disfrute y una compensación mutua que sea absolutamente positiva, pero advierte que más que abandono es desprecio lo que ocurre con el patrimonio.

 
 

No obstante, nos explica:
El gran éxito del Parque es haber evitado que aquí llegue la presión inmobiliaria, los edificios en altura; haber conservado el paisaje sin ese tipo de contaminación, exceptuando el caso del Algarrobico que no puede prosperar, porque si eso prospera, hay que tirar a la papelera toda la política medioambiental de la Unión Europea y eso es infinitamente más costoso que echar ese bodrio abajo.

Asegura que Almería se ha beneficiado de una conciencia medioambiental que nunca la ha tenido el territorio y nos recuerda que la conciencia medioambiental de la Unión Europea fue una imposición de los Verdes alemanes, que obligó a que el año 1987 se convirtiera en el año europeo del medio ambiente y que se creara una red de espacios naturales que estaban muy lejos de la sensibilidad de los políticos almerienses.
Yo, me siento muy agradecido a que la Alemania democrática y defensora del medio ambiente nos haya defendido también a nosotros que estamos muy lejos de tener una política similar.

 
 

También sostiene que la población puede influir en la conservación y desarrollo del patrimonio.
Eso es algo que depende exactamente de la educación y de la sensibilidad de esa población. Aquí hemos asistido durante muchos años a una población que tenía enemistad declarada con el Parque y de hecho ha habido situaciones, como los invernaderos ilegales, que han creado enfrentamientos. Pero en cualquier caso si hay una política de intervención absolutamente adecuada a las necesidades y que realmente cuente con la población y con sus aspiraciones y sus posibilidades, evidentemente no debería haber ningún problema, puesto que hay que tener en cuenta que el Parque se ha convertido en gran polo de atractivo turístico y que ha creado una serie de expectativas que antes no existían. En este sentido hay un ejemplo importante: una de las operaciones brillantes fue que el ayuntamiento de Roquetas se volcara en crear un centro cultural que no había en la población y pudo conseguir la restauración del castillo para ello. Aquí tenemos una posibilidad similar: tenemos un castillo en San José que está ocupado por una serie de bloques de edificios aunque es un castillo como todos los demás y fue declarado monumento nacional en el año 1949, lo que hay ahora se hizo en el año 1969, por lo visto en 20 años no había llegado el BOE a Níjar. Su planimetría permitiría reconstruirlo como centro cultural, porque en uno de los grandes focos de atractivo turístico de la provincia, como es el Parque Natural, no hay ni una sola instalación turística complementaria y sería ideal hacerla ahí, recuperar ese espacio. Ahí tenemos un ejemplo de una posible actuación que sería un punto de atracción de visitas.

Fotos:
Casas tradicionales. San José © JMJ
Torre de San Miguel de Cabo de Gata © JMJ
Torre fuerte de los Alumbres © JMJ
Aljibe tradicional © JMJ

Foco de atractivo turístico
Porque afirma que el patrimonio podía ser un foco de atractivo turístico, que la intervención humana puede general riqueza.
Pero, claro, lo que no se puede hacer es dejar que los castillos se caigan abajo y después pedir a la gente que venga a ver las ruinas.

El turismo que realmente resulta interesante para el Parque es el turismo cultural, no es el turismo de sol y playa.
Porque aquí los metros de playa, exceptuando la de Cabo de Gata no son ninguna cosa del otro jueves. Además, por ejemplo en agosto, es una auténtica masificación para los escasos espacios que existen, entonces en este sentido, bueno, creo que, evidentemente, puede ser perfectamente compatible un parque próspero con una población que sea capaz de entenderlo y de explotarlo sin dañarlo.

Foto: Batería de San Ramón en Rodalquilar © JMJ

Preguntado si en las normas de urbanismo de los municipios se debería incluir una protección a la tipología de la vivienda popular, opina que las normas de urbanismo son muy problemáticas.
Lo que sí habría que buscar es que los edificios que han existido no se arruinen, eso sí que sería realmente el buscar una solución adecuada al patrimonio. Las limitaciones de construcción en el Parque, afortunadamente, son ya suficientes, lo que es importante considerar es el absurdo de atraer a la gente para que vea un campo maravilloso lleno de ruinas. Yo estoy por la restauración. Hay algunos edificios soberbios que son una auténtica joya y que sin embargo en realidad están siendo abandonados y se están convirtiendo en un desastre. Y hay montones de casas tradicionales que ocupaban esos espacios y que de lo que se trata es de restaurarlas y de habilitarlas para poder vivir correctamente en ellas. Hablando con alguno de los directores del Parque, en su momento me comentó que los alemanes se están volviendo a inventar lo que habían dejado perder. Aquí vamos a ser tan estúpidos que medio siglo después, habiéndolos tenido enteros, vamos a inventarnos lo que ahora mismo podíamos salvar sin apenas coste.

Hablar con Antonio Gil Albarracín es sinónimo de hacer un recorrido por el patrimonio histórico y etnográfico de Almería con el rigor de un verdadero experto y el entusiasmo de un enamorado del tema.


Entrevista realizada por Juan Manuel Jerez