Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Editorial

El Cortijo del Fraile inscrito como Bien de Interés Cultural

Desde que el pasado 23 de marzo de 2010 se iniciara el expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural del Cortijo del Fraile ha sido necesario que transcurra casi un año para que finalmente el pasado mes de febrero quedara inscrito en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz como BIC. Los Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, como muchas otras personas, estamos ansiosos por comprobar que este edificio del siglo XVIII comienza a restaurarse, antes que el abandono y el mal uso, lo terminen convirtiendo en escombros. En la resolución publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, se considera a este Cortijo del Fraile, también conocido como Cortijo de los Frailes y Cortijo Hornillo, con la tipología de Sitio Histórico, y como base de la catalogación patrimonial se destacan sus valores etnológicos, históricos, literarios-artísticos, paisajísticos y sociales.
Es evidente que, con tantos valores añadidos, se impone la necesidad de proceder a ejecutar obras de mejora, que recuperen este edificio que muestra una arquitectura tradicional de tipología levantina, con influencias de la arquitectura culta y representativa de los grandes cortijos agroganaderos almerienses. Tampoco a nadie se le escapan los valores literarios-artísticos, que han llevado a importantes escritores a fijarse en este edificio, sobre todo, desde los terribles sucesos que inspiraron a Federico García Lorca a escribir “Bodas de Sangre” o a Carmen de Burgos a publicar “Puñal de claveles”. Y también destaca el valor paisajístico de esta cortijada situada en el centro de una finca de 730 hectáreas, a los pies del cerro del Cinto.
Pero no menos cierto es que también se impone la necesidad de intentar evitar que se derrumben otros edificios de un enorme valor levantados en este espacio ambiental, como la Torre de Los Alumbres, en el Playazo de Rodalquilar, erigida en 1509 por orden de Francisco de Vargas para defender las minas de alumbre de la zona; o el castillo de San Pedro, en la playa del mismo nombre, junto a la barriada de Las Negras, levantado en el siglo XVIII, y que fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento el 22 de abril de 1949, pero que ha quedado olvidado de los proyectos de restauración durante más de 50 años, y en los últimos meses ha visto como perdía su torre principal.

Pero no queremos solo hablar de noticias negativas, y nos gustaría destacar la anunciada restauración de la Iglesia inaugurada en el año 1907 en Las Salinas de Cabo de Gata, en la Almadraba de Monteleva, y que ha sido agraciada con el premio gordo de su lavado de cara. Ahora, tendremos que esperar que la iniciativa del Obispado de Almería, puesta en manos de la empresa Rehabitec, llegue a buen término. Todos deseamos que cunda el ejemplo y podamos disfrutar durante muchos años más de estos monumentos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar en buen estado de conservación.

Antonio Hermosa
Miembro de la Junta directiva de la Asociación
Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar