Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 

Una casita de playa en el Playazo de Rodalquilar

En los últimos años estamos asistiendo en el Parque Natural a una intensificación en la reforma de antiguas construcciones, ampliaciones de las ya existentes, adaptaciones de viviendas a alojamientos turísticos, construcción de pequeños almacenes de aperos para agricultura, etc. A menudo, estas construcciones no se las destina al uso para el que legalmente obtiene la correspondiente licencia de obras. Así, los almacenes agrícolas acaban convirtiéndose en casitas de campo para el fin de semana, las ampliaciones de viviendas existentes para alojamientos turísticos acaban siendo ampliaciones de la propia vivienda particular para convertirla en una espaciosa morada, muchas veces para uso esporádico y ocasional en los veranos o fines de semana.

Algo de esto ha sucedido en el Playazo de Rodalquilar con una antigua construcción existente a pie de playa. Los visitantes habituales de esta playa habrán podido comprobar como una vieja caseta existente en dicha playa sufría una importante reforma, de la que destaca una prominente chimenea en una de sus esquinas.

A raíz de las obras que se realizaron hace unos meses, esta asociación solicitó información al respecto tanto a la Delegación de Medio Ambiente en Almería de la Junta de Andalucía como al Servicio Provincial de Costas de Almería debido a su proximidad al mar. El Servicio Provincial de Costas nos responde diciendo que han constatado la existencia de las obras denunciadas por nuestra Asociación consistentes en un pequeño movimiento de tierras y vertido de grava en una superficie aproximada de 270 m2, colocación de piedras para delimitación de la parcela y la rehabilitación de una caseta, pero que al estar a más de 6 metros del límite interior de la ribera del mar se encuentran fuera de la zona de servidumbre de tránsito legalmente establecida, aunque si dentro de la servidumbre de protección establecida en la Ley de Costas, por lo que la posible autorización de las obras compete a la Comunidad Autónoma.

La Consejería de Medio Ambiente nos responde diciendo que informaron favorablemente las reformas en la caseta según el expediente de licencia de obras tramitado por el Ayuntamiento de Níjar, pero que al respecto de los movimientos de tierras informaron desfavorablemente sobre el ajardinamiento de la parcela e instalación de un depósito de agua que había sido solicitado a través del Ayuntamiento. En relación con el movimiento de tierras, se nos informa de la apertura de un expediente sancionador por la roturación de terrenos en zona de servidumbre de protección, que no sabemos cuál será su resolución final.

En definitiva, el propietario de la parcela no ha podido hacerse un jardín a pie de playa en el mismísimo Playazo de Rodalquilar, ni colocar un depósito de agua, pero sí que ha convertido una vieja caseta en un alojamiento de playa con una buena chimenea en la que preparar sardinitas asadas en el verano y otros comestibles que se precien.

No sabemos el uso por el que se justifica la existencia de esa construcción y si con la reforma ha sido modificado, pero desde luego, parece obvio que no puede justificarse un uso agrícola, porque cultivos en la parcela no hay y la chimenea parece a todas luces innecesaria, por lo que seguiremos investigando el tema y os mantendremos informados.

Amigos del Parque