Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Macrourbanización en el Nazareno

En el pasado número de El Eco del Parque os dábamos cuenta de las intenciones del Ayuntamiento de Níjar de hacer una modificación del planeamiento municipal para aprobar una enorme urbanización con un campo de golf de 27 hoyos, 2500 viviendas y 1000 plazas hoteleras que ocuparía una superficie de 230 hectáreas a las puertas del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Las intenciones se convirtieron en hechos en el mes de diciembre y el proyecto fue aprobado por el consistorio nijareño en plena época de polvorones y festejos para jugar al despiste. Desde diversas asociaciones, nos hemos opuesto a este tipo de desarrollo urbano y económico totalmente caduco y trasnochado que arrasa el medio natural y desfigura el paisaje en el entorno del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.


Macrourbanización en el Nazareno
Foto : Zona amenazada por la urbanización del Nazareno © fotografocabodegata.com
 

Son muchos los motivos por los que esta urbanización no debe realizarse, siendo los más importantes los siguientes:

PRIMERO. Autorizar una modificación en el planeamiento urbano para promocionar 2500 viviendas, 1000 plazas hoteleras y un campo de golf con 27 hoyos en una zona de amortiguación natural del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar es un aberración contra la conservación del medio ambiente, la ciudad compacta y mediterránea y el desarrollo sostenible. Entendemos que esta alteración del planeamiento urbano no atiende al interés general, sino a satisfacer unas pretensiones especulativas, dado que no existe una justificación social ni ambiental para autorizar este macro proyecto turístico. Para la ejecución de un campo de golf, la legislación andaluza establece que se deberá declarar de interés social y turístico, no teniendo constancia de que el Ayuntamiento de Níjar haya realizado dicha petición a la Junta de Andalucía.

SEGUNDO. El proyecto afecta a hábitats de interés comunitario. Según la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, se establece que, en toda transformación o alteración de los valores de la zona, debe haber un informe favorable de la Comisión europea, autorizando este tipo de actividad. La modificación que se pretende no hace mención a este informe y, por lo tanto, no existe una justificación para que se pueda producir dicha transformación de suelo con fines residenciales y turísticos. La normativa estatal solo prevé la alteración de estos hábitats en casos en que la actuación esté relacionada con la salud humana y la seguridad pública, las relativas a consecuencias positivas de primordial importancia para el medio ambiente y otras razones imperiosas de interés público de primer orden. Ya que ninguna de estas razones concurren en la actuación que pretende llevarse a cabo, resulta incompatible con la normativa ambiental vigente.

Macrourbanización en el Nazareno
Mapa de ubicación de la urbanización en proyecto
 

TERCERO. La actuación que se pretende afecta al Monte Público “Marinas y Serratas”, código AL-70015-AY, de propiedad municipal. La ley de montes de Andalucía 2/1992, por la que se establece que aquellas zonas clasificadas como monte público deberán ser tipificadas como suelo no urbanizable. Esta legislación es de aplicación directa, debido a los valores ambientales establecidos para ser catalogado como monte público; por lo tanto no parece que sea compatible la clasificación de este suelo como urbanizable con los valores ambientales existentes para su conservación y preservación.

CUARTO. Con esta urbanización se pretende crear un nuevo núcleo urbano, disperso y difuso, lo que contraviene los criterios establecidos en la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) y en el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA). En ellos se establece que se deberán fomentar las ciudades compactas y evitar la creación de núcleos urbanos dispersos y difusos. Crear una zona residencial y turística en una zona que tenía un uso agrícola y forestal, sin que suponga ampliación o continuidad de un núcleo de población existente, parece seguir el peor criterio en materia de sostenibilidad y ciudad compacta. En el POTA se establece el modelo territorial de la Comunidad Autónoma, en el que las previsiones del incremento urbanístico deberán hacerse en relación a las previsiones de crecimiento demográfico, manteniendo un sistema territorial sostenible con preservación del medio natural, en el que se impida o mitigue la dispersión de los núcleos de población.

QUINTO. Esta modificación del planeamiento también contraviene las recomendaciones establecidas por expertos de la UAL, comité de Reserva de la Biosfera y borrador del POTAUA, quienes recomiendan establecer una zona de amortiguación natural en torno al Parque Natural de Cabo de Gata-Nijar. Pretender masificar el entorno del Parque Natural con un gran núcleo urbano, no es la mejor forma de establecer la referida barrera natural. Estas recomendaciones vienen establecidas en el informe decenal de la Reserva de la Biosfera Cabo de Gata-Níjar. El Ayuntamiento de Níjar debería tomarse en serio estas recomendaciones, si queremos mantener el Parque en unas condiciones ambientales adecuadas. Así mismo, esta modificación del paisaje supone una vulneración de lo establecido en el Convenio Europeo del Paisaje, ratificado por España en el año 2007.

Macrourbanización en el Nazareno
Foto : Zona amenazada por la urbanización del Nazareno © fotografocabodegata.com

SEXTO. En materia hídrica, la urbanización supondría un aumento desmesurado del consumo de agua y un problema acentuado en el tratamiento de aguas residuales, dado que existe un déficit y sobresaturación de las infraestructuras en materia de tratamiento de aguas residuales. También debemos ser conscientes de la sobreexplotación del acuífero y la prohibición expresa de extracciones de agua por riesgos de salinización.


SÉPTIMO. El aumento de la población residencial en el entorno del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar incrementará el tráfico rodado y agravará los problemas de movilidad, lo que supone un incremento de aspectos nocivos como el aumento de ruidos y contaminación atmosférica. Por otra parte, las áreas naturales y playas del Parque soportarían mayor presión de visitantes, lo que contribuiría a su degradación.

Partidos políticos y colectivos conservacionistas nos hemos opuesto a esta urbanización, presentando alegaciones en contra y organizando una campaña de recogida de firmas a través de internet para mostrar el rechazo a la citada urbanización. Dicha campaña, tuvo una gran acogida, llegándose a contabilizar más de 10000 firmas en tan solo 15 días. Al llegar a la cifra de 12000 fueron presentadas al Ayuntamiento de Níjar por parte de Izquierda Unida, para poner de manifiesto el rechazo de los ciudadanos a la macrourbanización que pretenden construir.

Esta urbanización se pretende ubicar en unos terrenos que, al parecer, pertenecen a un solo propietario y no favorece a los pequeños empresarios de alojamientos rurales ubicados en el Parque Natural, suponiendo un exceso de oferta de plazas hoteleras que en nada favorece al desarrollo del turismo de calidad que debe fomentarse en un espacio natural protegido.

 
Macrourbanización en el Nazareno
Foto : Zona amenazada por la urbanización del Nazareno © fotografocabodegata.com

Consideramos que, en las zonas agrícolas del entorno del Parque, se debería promocionar la agricultura ecológica, mejorar la conservación del patrimonio histórico y natural, la mejora de la eficiencia energética del parque de vivienda existente y fomento del turismo rural verde en los núcleos urbanos consolidados de las proximidades del Parque, como Los Albaricoques, El Barranquete o Ruescas.

A primeros del mes de febrero, la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, que ostenta las competencias de urbanismo y ordenación del territorio, emitió un informe desfavorable sobre la urbanización del Nazareno por incumplir el Plan de Ordenación Territorial de la Aglomeración Urbana de Almería (POTAUA), ya que pretende crearse un nuevo núcleo urbano aislado. Para el Ayuntamiento de Níjar, esto ha supuesto un duro revés a sus pretensiones urbanizadoras, por lo que su alcalde anunció la presentación de un recurso contencioso administrativo contra el POTAUA, junto con el que solicitan su suspensión cautelar. Esta Asociación ha intentado tener acceso al informe de la Consejería de Obras Públicas, aunque sin éxito hasta el momento. Esperamos poder estudiar su contenido y ver si realmente existe una voluntad real por parte de la Junta de Andalucía de paralizar este proyecto, que resultaría tan dañino para el Parque Natural.

Esperamos que este informe desfavorable de la Consejería de Obras Públicas no sea solo un “respiro momentáneo” para el Parque Natural, como se indicaba en un artículo publicado por el diario El País el pasado mes de febrero, refiriéndose a este asunto, ya que, si en las próximas elecciones autonómicas el Parlamento Andaluz cambia de signo político, mejorará la sintonía entre el Ayuntamiento de Níjar y la “nueva” Consejería de Obras Públicas. En cualquier caso, el alcalde de Níjar ha manifestado un gran entusiasmo en sacar este proyecto adelante, por lo que creemos que la “lucha” no ha terminado aún y habrá que estar muy atentos a los acontecimientos que se vayan sucediendo para terminar de una vez por todas con la cultura del ladrillazo y la devastación del territorio, que tanto ha dañado el litoral español en las últimas décadas y que continuamente amenaza a nuestro Parque Natural.

Asociación Amigos del Parque