Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

El proyecto CAMP se queda congelado

La crisis económica ha provocado que el proyecto CAMP Levante almeriense se haya quedado totalmente paralizado. Este proyecto, promovido por Naciones Unidas y financiado conjuntamente por las distintas administraciones, se ha congelado. Camp Levante de Almería era una experiencia de gestión integrada de zonas costeras, donde las administraciones y los actores del territorio debían diagnosticar los problemas existentes en la gestión del litoral y debían marcar las estrategias y los pasos a seguir para compatibilizar el desarrollo socioeconómico y la conservación de la naturaleza.

Este proyecto de carácter internacional, cuyo objetivo principal era poner en práctica el Protocolo de Gestión Integrada de Zonas Costeras del Mediterráneo en la costa del Levante almeriense, era el último de los siete que se desarrollaban del Convenio de Barcelona para la Protección del Mar Mediterráneo firmado en el año 1976 dentro del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente. El objetivo inicial del convenio fue el control de la contaminación en el Mediterráneo, pero en 1995, dadas las presiones a las que se enfrentaba la región con la urbanización derivada del incremento de población en las zonas costeras debido, sobre todo, al turismo, se modificó sustancialmente y se convirtió en Gestión Integrada de Zonas Costeras. En España, la zona elegida para desarrollar este proyecto fue el levante de la provincia de Almería, entre la ciudad de Almería y la localidad de Pulpí.

El Camp Levante de Almería se inició en el año 2002 con su aprobación y el establecimiento de las condiciones de referencia para realizar el estudio de viabilidad. Tres años después, en 2005, se firmó el memorando de entendimiento entre los gobierno central, autonómico y el Plan de Acción del Mediterráneo de Naciones Unidas. Durante cinco años se trabajó en confeccionar las directrices generales de este proyecto, y en 2010 se comenzó a trabajar, tras diseñar la estructura de coordinación institucional y de participación ciudadana. En ese momento, cinco miembros de grupos ecologistas de Almería, entre los que se encontraba un miembro de Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, comenzamos a participar en la reuniones programadas dentro del Consejo del Litoral para diseñar el Marco de Referencia para el Desarrollo Sostenible. Junto a los ecologistas, en ese Consejo de Litoral participaban otros colectivos empresariales, sindicales o vecinales. En total 46 representantes.

Las reuniones celebradas a lo largo de estos últimos tres años desembocaron en unas conclusiones, que se unificaron en un marco de referencia de desarrollo sostenible con las recomendaciones realizadas por expertos en materia científica y por los representantes de la administraciones locales y provinciales. El objetivo final era implantar una estrategia a largo plazo acorde a los criterios establecidos en el Protocolo de Gestión integrada de Zonas Costeras contemplando los riesgos derivados del cambio climático y global. Dos de los cinco representantes ecologistas (Salvemos Mojácar y Grupo Ecologista Cóndor) rechazaron esas conclusiones y se desmarcaron del proyecto, al considerar que “el informe final era un atentado medioambiental que daba luz verde a los intereses urbanísticos de las administraciones locales y autonómica”, disfrazándolo como desarrollo sostenible. Los otros tres representantes (Ecologistas en Acción, Grupo Ecologista Mediterráneo y Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar) lo siguieron apoyando, al considerar que se ponían en marcha mecanismos que aseguraban la protección ambiental de la costa. En sus intervenciones finales, denunciaron numerosos errores en la elaboración del informe final y exigieron su corrección.

Al final, la mayoría de los agentes participantes en el Conejo del Litoral, se han visto sorprendidos al comprobar que el proyecto se guarda en un cajón y no se siguen dando pasos para que las administraciones locales y provinciales lo lleven a cabo. Desde Amigos del Parque vemos un gasto inútil el tiempo y el dinero invertido en el desarrollo de esta iniciativa que buscaba poner sobre la mesa los parámetros sobre los que trabajar para conseguir conservar el patrimonio natural del litoral almeriense, y por extensión de la costa española.

Asociación Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar