Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Convertir los faros del Parque en hoteles

De vez en cuando se publica en prensa alguna noticia peculiar, extraña, rocambolesca, incluso disparatada sobre algo relacionado con el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Recordemos que no hace tanto tiempo se publicó una noticia sobre la idoneidad del Parque Natural para albergar un depósito de residuos nucleares a gran profundidad... en fin, un disparate.

La última ocurrencia de algún lumbreras del Ministerio de Fomento ha sido la de convertir los faros del litoral español en instalaciones hoteleras con idea de rentabilizar el patrimonio de Puertos del Estado. En lo que atañe al Parque Natural, los posibles "faro hoteles" serían el de Mesa Roldán en Carboneras y el de Cabo de Gata en Níjar, ambos por disponer de una edificación suficientemente amplia y en buenas condiciones de habitabilidad, que requeriría pequeñas reformas para adaptarse a las comodidades y servicios propios de un hotel.
Qué duda cabe que la idea de disponer de un hotel con encanto en lugares tan singulares y privilegiados como son los emplazamientos de Mesa Roldán y Cabo de Gata puede resultar muy atractiva para mucha gente. Muy atractiva, si, a la par que poco viable desde el punto de vista medioambiental.
En declaraciones en prensa, la presidenta de la autoridad portuaria de Almería manifestó que se trataba de una idea anunciada por la Ministra de Fomento, pero que no se había ni siquiera estudiado cada caso. Suponemos y esperamos que cuando lo estudien, lo descartarán sin perder mucho el tiempo.

Foto : Faro de Mesa Roldán © Mario Sanz

Quizás, a alguien se le ha escapado que los dos mencionados faros se encuentran en un espacio natural protegido, regido por un Plan de Ordenación aprobado por el Decreto 37/2008, de 5 de febrero por el que se aprueban el PORN y PRUG del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y se precisan los límites del citado Parque Natural. En dicho Plan, se establece la zona de Mesa Roldan como zona A1 (reserva terrestre) y la zona donde su emplaza el faro de Cabo de Gata como zona B1 (áreas naturales de interés general).

Las reservas terrestres (zonas A1) son aquellas áreas con el mayor nivel de protección terrestre del Parque e incluye ecosistemas de excepcional valor natural, científico, cultural y paisajístico.
Con carácter general, la ordenación de estas áreas se orienta hacia la conservación de la geodiversidad, preservando el ecosistema en el estado más natural posible, limitando en gran medida la intervención humana y minimizando su impacto.

Las áreas naturales de interés general (zonas B1), suponen el segundo mayor nivel de protección que establece el PORN del Parque Natural. Son áreas de marcado carácter forestal en las que la función protectora de la vegetación frente a los agentes erosivos, la regulación de los recursos hídricos, su valor ecológico o paisajístico, o su importancia en el mantenimiento de la biodiversidad del Parque Natural, se consideran cuestiones prioritarias en el aprovechamiento de sus recursos. Los criterios de ordenación en estas áreas son la protección de la biodiversidad biológica, el cumplimiento de las funciones de amortiguación, la promoción de la multifuncionalidad de estas áreas y el mantenimiento de los usos actuales compatibles con los objetivos de conservación.

Foto : Faro de Cabo de Gata © MA

Dicho lo cual, parece poco compatible autorizar un uso hotelero en una zona A1 y B1 del Parque Natural. Si se autoriza esto en dos de las zonas de mayor protección que establece el PORN, ¿qué será lo siguiente?

Entendemos que en espacios no protegidos, puede que sea posible y viable adaptar algún faro como alojamiento turístico (hay a quién pueda parecerle mejor o peor), pero en una zona A1 y B1 del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, no.

Parece que en tiempos de crisis, todas las ideas que se les ocurren a las instancias gubernamentales van encaminadas a obtener beneficio económico a corto plazo y a no "gastar" dinero para fines de conservación medioambiental. Muy triste, cuando todos (o casi todos) sabemos que dedicar partidas económicas a fines medioambientales es invertir en un futuro sostenible, que a medio y largo plazo redunda en beneficios sociales, económicos y en una mejor calidad de vida para todos.

Asociación Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar