Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

La mirada extraña: Carlos S. Olmo Bau

Fotos:
Un mar de ausencias / Cuaderno de Cabo de Gata © CSOB

Carlos S. Olmo Bau nació en 1970, casi por casualidad, en Vilafranca del Penedés. Murciano “de injerto”, es profesor de Filosofía (“cada curso en un instituto, de momento”) y autor de más de una treintena de artículos, así como varios capítulos en obras colectivas, sobre Filosofía Política, Filosofía del Derecho, Ética o Estética.

En el campo de la poes ía, además de colaborar en diversas revistas, ha publicado un e-book de poemas breves que siguen la estela del 'haiku': Tentativas contra el verbo. Está pendiente la aparición de su poemario De otros tiempos y otras historias. Y acaba de aparecer la plaquette Un mar de ausencias / Cuaderno de Cabo de Gata.

Libro peculiar, consistente en tres cuadernillos en el interior de un sobre, la plaquette ha sido editada por “El Rincón de la Marieta”, una iniciativa artesana que trabaja el textil (saquitos térmicos fundamentalmente), la piel (bolsos y complementos), el reciclaje (lámparas e ilustración sobre materiales reutilizados) y el papel. La edición consta de quinientos ejemplares numerados y cada portada, realizada a mano con tinta china, es diferente. Además de esa faceta como ilustrador, Olmo incluye en esta obra una muestra de su trabajo fotográfico, en páginas interiores.

Escrito, con El Parque como referencia, durante el verano de 2012; la relación de Carlos Olmo con Cabo de Gata no deja de constituir una mirada extraña. “Conocí este paisaje hace más de veinte y cinco años, tras una reunión de organizaciones ecologistas de diferentes partes del Estado que tuvo lugar en Almería. Tras alguna visita ocasional, ya lejana, lo redescubrí de la mano de una persona especial hace dos años. Fue ella la que me advirtió: 'El Parque o te atrapa o te expulsa'. Conmigo hace las dos cosas, abrazarme y alejarme. Está ahí, siempre, como referencia. He de venir a él de vez en cuando. Pero no puedo quedarme mucho tiempo”.

Carlos S. Olmo Bau
https://www.facebook.com/pages/Un-mar-de-ausencias-Cuaderno-de-Cabo-de-Gata/242529955928546
http://www.flickr.com/photos/carlos_s_olmo_bau
http://pensarescribirresistir.blogspot.com

 

UN MAR DE AUSENCIAS / 1
1.
En silencio
miro hipnotizado
cómo la luz de la mañana
entra por la ventana
y recorre lentamente tu cuerpo
desnudo
iluminando
el deseo
y el miedo a que te despierte el paseo
de las yemas
de mis dedos
sobre las sombras
de tu piel.

6.
Rara
esta soledad
concurrida,
rodeada,
abrazada por gente querida
y que me quiere;
pero que no puede
borrarla.
Rara
esta soledad
de adioses con fecha de caducidad
que sin embargo se clavan en los huesos,
en las sombras,
en los recuerdos,...
como intentando socavar los sueños.
Rara
esta soledad
repleta de días mañana
en los que eclosionan
tu rostro,
tu melena,
tu mirada,
tu risa,
tu desnudez,...
... junto a las mías.
Al almanecer no queda nada
salvo
cansancio
y esa
rara soledad.

10.
... y acariciar tu corazón
en la distancia
con palabras tiernas
o con silencios;
con el gesto humilde
de quien espera;
con el andar sereno
de los pasos que han ido
aprendiendo a perderse;
con las manos casi llorando
sobre el horizonte...

12.
El tiempo se hace equilibrio
entre canción y canción,
entre llamada y llamada,
recorriendo el techo de la habitación,
quitándole el sentido a la sábana,
sentándose en la silla vacía,
rebosando la taza abandonada,
haciéndose poso en la copa de vino,
jugueteando con el polvo de las esquinas,
descansando en el tendal junto a la ropa,
entre silencio y silencio,
entre recuerdo y recuerdo;
a la espera de tambalearse
y caer
con un beso.

14.
Sobre la nada
quisiera construirte
una cama de deseos,
una mesilla de sueños,...
(...)

 
Foto: © CSOB
 
Foto: © CSOB

CUADERNO DE CABO DE GATA
4.
Toca entonces
aprender a convivir
con el monstruoso
silencio
de la taza de té.
Con el aullar incesante
de un viento
que cambia constantemente
de opinión
ocultando sus ideas y
sentimientos
más íntimos.
Con el sol que golpea,
cincélica, una sal
que se clava en la piel
jugando a hacer
de la tortura
placer.
Con el horizonte,
la colina,
el camino,
la palmera,
el pastizal,
la arena,...
indiferentes a la mirada.
Toca aprender a convivir
con el tiempo...
Por que al final están tus ojos.

10.
... y bajo el sol
contra la soledad
todo es camino...
junto al camino
la hilera de cactus
como frontera
como horizonte
el polvo del camino
y tu recuerdo
a ambos lados
sobre la piedra, piedra...
salto insolente

UN MAR DE AUSENCIAS / 2
6.
Voy a voltear todos mis versos
para hacer un canto a la dignidad
y a la cordura.
(¿Acaso hay algo más cuerdo que amar con locura?)
Atrás quedó el tiempo de las lágrimas de sangre.
Toca ahora deshojar primaveras,
desnudar veranos,
atardecer otoños.
(¿Acaso hay algo más estúpido que temer al invierno?)

16.
Quisiera ser como el viento.
No...
Quisiera ser tu viento.
Juguetón y plural:
Brisa suave que acaricie tu cuerpo,
impetuoso huracán que te haga volar
o poniente tranquilo que te meza
[ y acompañe tus
sueños...

Selección de poemas de Un mar de ausencias / Cuaderno de Cabo de Gata.
de Carlos S. Olmo Bau.