Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Chumberas y cochinilla

Este verano ha habido una gran alarma social en relación con la plaga de cochinilla que está afectando a las chumberas de la provincia y ha entrado ya por la zona norte y este del Parque Natural. Nuestra Asociación, a primeros de octubre, envió tanto al Ayuntamiento de Níjar como a la Delegación de Medio Ambiente sendos escritos alertando de este importante problema y solicitando su urgente actuación.

En el verano de 2007 se observó por primera vez en España, en concreto en la región de Murcia, un ataque de una cochinilla algodonosa del genero Dactylopius (Hemiptera Dactylopidae) conocida popularmente como cochinilla del carmín. Es una especie nativa de América Central, de la que se extrae de forma industrial el ácido carmínico o colorante E120, utilizado en una gran variedad de productos de cosmética, alimentación, textiles… En Canarias se cría esta especie para la obtención de dicho ácido.

La cochinilla del carmín se alimenta exclusivamente de cactus, principalmente del género Opuntia (chumberas) siendo incapaz de atacar a otras plantas. Las hembras no tienen alas y se refugian bajo masas algodonosas donde pueden vivir hasta 80 días. Las ninfas generan filamentos que arrastra el viento para colonizar otras palas. Los ataques son masivos y terminan por matar a la chumbera.

Los machos son voladores y de muy pequeño tamaño, pudiendo causar molestias a los vecinos ya que son atraídos por la luz de las viviendas atravesando incluso las mosquiteras convencionales, mueren en masa bajo los focos de la luz, dejando manchas rojas de ácido carmínico en el mobiliario, sábanas, etc. Los machos no se alimentan porque no tienen aparato bucal y no poseen ningún tipo de aguijón defensivo por lo que la picadura es imposible.

Foto : Chumberas afectadas en el Parque © AP
 

Recomendaciones para tratar pequeñas extensiones de chumberas privadas:

Es importante que vigile y si localiza manchas blancas algodonosas que cuando las toca desprenden un liquido rojo carmín, hay que actuar para que la infestación no se extienda. Si son manchas pequeñas y dispersas se deben retirar manualmente frotando con un cepillo de cerda dura con agua jabonosa hasta eliminar por completo los algodones.

Si la infestación se encuentra extendida, se debe cortar toda la zona afectada y enterrarla. Es importante no tirarla al contenedor de basura, ya que las ninfas permanecen vivas mucho tiempo y pueden infestar otras zonas durante el transporte.

Desde aquí mismo solicitamos a las diferentes administraciones que faciliten teléfonos de contacto para que los vecinos avisen si encuentran zonas afectadas o simplemente si necesitan más información o aclaraciones diversas. Hay expertos que están dando la voz de alarma para que las administraciones estudien una solución eficaz. Así mismo sugerimos que la Administración, tanto municipal como Autonómica, actúe para el control de focos y reducción de molestias a los vecinos, con las posibles siguientes acciones:

• Localización y cartografía de focos
• Arranque y destrucción de chumberas afectadas
• Tareas de investigación para el control de la plaga

Foto : Chumberas afectadas en el Parque © AP
 

Es difícil erradicar la plaga de cochinilla que estamos sufriendo en las chumberas, tendría que encontrarse un parásito o un depredador natural y esto por ahora no se conoce.

Referente al tratamiento con insecticidas, hacer un tratamiento generalizado en zona forestal es imposible y aun menos en zona natural protegida. Parece ser que hay un producto nuevo no muy tóxico cuya molécula no es insecticida, pero que se convierte en insecticida dentro de la planta y tiene doble sistemia, que podría ser una solución solamente para pequeños jardines y entornos urbanos muy controlados, nunca jamás en áreas naturales. Desde aquí y consultados varios expertos, desaconsejamos cualquier tratamiento con insecticidas tóxicos dentro del Parque por el posible efecto negativo para el medio ambiente, además de poder resultar ineficaz para el control de la cochinilla. Además, las personas que realicen tratamientos con plaguicidas deben estar en posesión del carné de aplicador de productos fitosanitarios.

Otra importante solución que nos queda es la recolección, ¿por qué no intentarlo si se hace en otros lugares? Perú es el primer productor mundial de cochinilla, abastece aproximadamente el 84% de la demanda mundial. Otras zonas productoras son: Las Islas Canarias con el 8%, Chile con el 6%, Bolivia con el 2% y México. La variedad Kermes Vermilio es uno de los colorantes más antiguos, utilizado ya en Egipto y en la Grecia clásica. La variedad Dactylopius ya se utilizaba en Mesoamérica por toltecas y aztecas para elaborar tintes y pinturas, así como moneda. Cuando llegó a Europa en el S. XVI se comprobó que esta variedad era más hermosa y permanente que el del Kermes, el cual se dejó de usar. En la forma de preparación del colorante, se recolectan los insectos hembra en el momento del año en que están cargadas de huevos, tras lo cual se desecan horneándolas y luego al sol, con cuidado para que los huevos no eclosionen, se pulverizan y se hierven en una solución amoniacal o de carbonato de sodio, como forma de extraer el ácido carmínico; las partículas insolubles se eliminan mediante filtrado y la solución resultante se trata con alumbre para que el colorante precipite. ¿Lo aprovechamos?

Asociación Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar