Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

El Algarrobico, macrourbanización en pleno Parque

Diferentes asociaciones ecologistas de Almería, Ecologistas en Acción, Grupo Ecologista del Mediterráneo (GEM) y la Asociación de Amigos del Parque de Cabo de Gata, se han dirigido al Fiscal Comisionado de Medio Ambiente de Almería para que se esclarezca la situación de urbanización masiva que se está llevando a cabo en la playa de El Algarrobico, en Carboneras, en la frontera Este del Parque Natural de Cabo de Gata y rodeada de espacios de fuerte protección, motivo por el que se impide a los propietarios colindantes cualquier tipo de actuación sobre sus terrenos. A juicio de las Asociaciones ecologistas, todo indica que el paraje de El Algarrobico es un espacio protegido, que no permite la urbanización que se está llevando a cabo, que incluye un macrohotel y un elevado número de viviendas, y que han significado un importante desmonte en la zona. Según las citadas asociaciones, el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque de Cabo de Gata no lo contempla como suelo urbano, según consta en la cartografía de la zona, sino como zona B2, área silvestre y zona C2, de cultivo tradicional, por consiguiente; no es ni puede ser suelo urbano.

Foto: Obras en la playa de El Algarrobico, © AP

En la cartografía municipal (obtenida de Obras Públicas) el paraje de El Algarrobico tampoco aparece como suelo urbano. Además, según Costas, la urbanización tendría que respetar los 100 metros de servidumbre que desde luego no cumple. Aunque estas asociaciones se cuestionan sobre si el límite mínimo a respetar serían los 500 metros, dado que la mole urbana puede considerarse una barrera arquitectónica (según el art. 30 de la Ley de Costas). El cumplimiento de este requisito haría inviable la urbanización de estos terrenos y la revisión de un Plan Parcial que debió hacerse como consta en el propio Plan, tras 6 años de inejecución.En su día, el Delegado de Medio Ambiente remitió al Defensor del Pueblo Andaluz, frente a una queja interpuesta por un particular, un plano cartográfico en el que el citado paraje aparecía como zona D2, suelo apto para urbanizar, sin que las asociaciones ecologistas implicadas en la denuncia hayan podido encontrar de dónde procede esa cartografía, que desde luego no responde a la publicada en el BOJA. En cualquier caso, la calificación como suelo apto para urbanizar, según el PORN, sólo implica la posibilidad de conversión en suelo urbano si se trata de un desarrollo compatible con los objetivos de conservación del Parque.

Las Asociaciones ecologistas se quejan del trato recibido por las distintas administraciones implicadas en un tema de tal gravedad. Porque de ser cierto lo que afirman las asociaciones ecologistas, que se está construyendo una macrourbanización en suelo no urbano, pudiera dar lugar a responsabilidades penales. El Ayuntamiento de Carboneras reiteradamente ha dilatado la entrega de documentación, que empezó a solicitarse hace más de un año y que ha requerido la intervención en numerosas ocasiones del Defensor del Pueblo Andaluz, para que este consistorio dé cumplimiento al derecho de información en materia medioambiental que tiene cualquier ciudadano. Este Ayuntamiento ha llegado a exigir la suma de 1008 euros por la fotocopia del expediente administrativo. A la propia Consejería de Medio Ambiente y a su Delegado en Almería, se le ha requerido en sucesivas ocasiones para que clarifique la situación y se paralicen las obras. Hasta el momento la Consejería y la Delegación se han limitado a guardar silencio. Estas asociaciones no han recibido contestación alguna por parte de la Administración de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, ni siquiera se les ha suministrado la información requerida.

Arriba: Instalación de las grúas en la playa virgen en 2003

Abajo: Estado actual de la obra de la playa de El Algarrobico

Fotos: Obras en la playa de El Algarrobico, © AP

Esta queja se hace extensible a grandes urbanizaciones y proyectos que afectan igualmente a suelos protegidos por el PORN, en los que se prohíbe la urbanización de los mismos, sucede con las grandes urbanizaciones de La Isleta del Moro, gran parte de la urbanización Cortijos Las Negras y La Fabriquilla, por citar algunos ejemplos más llamativos. La actuación de las asociaciones ecologistas ha sido la misma, solicitar información y pedir la paralización de las obras, han obtenido la misma respuesta, silencio, lo que es especialmente grave referido a la Administración de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Las asociaciones ecologistas almerienses quieren denunciar ante la opinión pública lo que significa una importante devastación de parajes emblemáticos del parque y requieren a todas las autoridades implicadas en el tema para que de una vez por todas saquen a la luz pública, de inmediato, la situación jurídica de la urbanización de la playa de El Algarrobico, en todos sus detalles, como es su obligación en materia de información medioambiental. Estas asociaciones quieren poner de relieve que desde los primeros movimientos de tierras en la zona se acudió a las diferentes administraciones para que se les justificase legalmente cómo podría estar sucediendo algo de tales dimensiones en pleno parque natural. Hasta el momento, sólo se han encontrado con el silencio y una política de hechos consumados: el Algarrobico se sigue urbanizando y todos los documentos de que disponen estas asociaciones acreditan que esa urbanización se ubica en suelo protegido, donde está terminantemente prohibido cualquier tipo de construcción. ¿Tendremos que esperar a que esté construida?, se preguntan.

Las distintas asociaciones implicadas no están dispuestas a aceptar esta política. Al igual que expresan su firme propósito de atajar el intento de la Junta, a través del nuevo PORN, del que ya se les ha entregado el proyecto, de convertir en suelo urbano los grandes proyectos o urbanizaciones que se ubican o se han construido en suelo protegido, lo que podría ser interpretado como un supuesto de desviación de poder.

Amigos del Parque