Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Promar - invierno 2005

Varamientos que se han producido durante este año 2005

Hasta el 29 de octubre de 2005, llevamos atendidos 51 varamientos de cetáceos y tortugas marinas, bastantes menos que el pasado año en las mismas fechas, que se atendieron a un total de 77 ejemplares, y también menos que en el año 2003, que se llevaron atendidos 74.

Es curioso que durante este año haya descendido tanto el número de ejemplares que se han atendido, pero que al menos en lo que respecta a tortugas marinas el descenso es generalizado en casi toda la costa española, pero todavía es pronto para extraer conclusiones, que en los primeros meses del próximo año será más fácil cuando se dispongan de los datos de las diferentes Redes de Varamientos que están actuando en toda la costa.

Los animales han aparecido muertos, algunos recién muertos, y la mayoría en avanzado estado de descomposición en los que la información que se recoge es menor.

Varamientos 2005

Los componentes de la Red de Varamientos desarrollan una importante labor cuando atienden un ejemplar aparecido:

- Se recoge información biométrica (medidas) y datos en general,
fruto de la observación, rellenando una ficha.
- Se toma material audiovisual (fotos).
- Se extraen muestras para distintos estudios: piel, grasa, músculo,
dientes, y otras de los órganos internos que son recogidas por los
miembros del equipo veterinario.

El mar y las especies que contienen conforman el mayor ecosistema del planeta y todavía sigue siendo el mayor de los desconocidos, excepto para algunos estudiosos. Su conservación depende cada vez más de que todos los ciudadanos y ciudadanas se familiaricen con su riqueza y ayuden a protegerla.

Es importante que todos, biólogos, veterinarios, agentes de medio ambiente, Seprona, vigilancia de Reservas Marinas, policía local, protección civil, cruz roja, socorristas, personal de redes de varamientos, ciudadanos y ciudadanas debemos de trabajar unidos para conseguir atender todos los ejemplares vivos o muertos de especies marinas que llegan a nuestras costas, aumentando el conocimiento de estas especies, aumentamos la posibilidad de ayudarles y salvarles.

Promar

Foto arriba :
Ejemplar de una Tortuga boba aparecida en la playa de Macenas el 9 de julio, tenía 71 cms de longitud de caparazón, un gran ejemplar, que debido al impacto causado por una embarcación, que le fracturó la zona posterior del caparazón y casi le amputó la aleta trasera izquierda, le provocó la muerte. © Promar

Fotos derecha:
Restos de un Zifio de cuvier aparecido el 10 de julio
en la playa de Mónsul. © Promar

Si quieres mantenerte informado de nuestras actividades lo puedes hacer a través de nuestro boletín electrónico, sólo tienes que solicitarlo por correo electrónico.

Colabora con nosotros. Cuando veas un cetáceo o tortuga marina varados en la playa o nadando con problemas, llama a los teléfonos de PROMAR-Almería 649.56.57.12 o al gratuito de Emergencias 112.

También te puedes poner en contacto con nosotros: promar.almeria@nodo50.org

 

 

Relación entre especies en el mar: cadena trófica

En el mar, como en todos los ecosistemas, los seres vivos interaccionan entre sí y con el entorno. Las interacciones entre organismos se resumen en relaciones alimentarias, los ciclos de la materia y los flujos de energía.

Vamos a centrarnos en las relaciones alimentarías, es decir, en cómo la energía que llega a la Tierra desde el Sol pasa de unos organismos a otros a través de la cadena trófica (del griego "tro-pho" que significa alimento).

Dentro de la cadena trófica de cualquier ecosistema encontramos:

Productores primarios: utilizan la luz del Sol y materiales inorgánicos para, mediante un proceso que conocemos como fotosíntesis, producir los componentes orgánicos. Estos componentes orgánicos se convertirán en alimento y nutrientes para otros organismos (los consumidores). Normalmente identificamos estos productores como plantas.

Consumidores primarios: animales que se alimentan de productores primarios y vegetales. Este grupo está formado por los denominados herbívoros.

Consumidores secundarios o incluso terciarios: Se alimentan de consumidores primarios y secundarios, respectivamente. Son los denominados carnívoros.

Carroñeros: se alimentan de animales muertos.

Descomponedores o detritívoros: descomponen materia no viva orgánica en sustancias que nuevamente están disponibles para formar parte de la cadena alimentaria como nutrientes. Este grupo está formado por hongos o bacterias.

En el mar. Las cadenas alimentarias son en realidad complejas redes, ya que se pueden representar diversas cadenas entrelazadas según se representan ambientes pelágicos o bentónicos, costeros o profundos. No obstante podemos hacer un esquema sencillo de la red trófica marina y superficial y profunda.

Esto ocurre en superficie donde llega luz suficiente para realizar la fotosíntesis. A este esquema se le puede enlazar lo que ocurre en profundidad donde llegan los detritos, es decir, restos orgánicos animales y vegetales en descomposición.

Productor primario: Fitoplácton o pláncton autótrofo. Son las algas, tanto las microscópicas como las grandes, además bacterias y plantas, como la posidonia. Todos estos seres viven en la zona más próxima a la superficie para conseguir la luz necesaria para hacer la fotosíntesis.

Consumidor primario: Zooplácton o pláncton heterótrofo, celentéreos, gasterópodos, crustáceos y formas larvarias de peces), pero también animales peces de diverso tamaño.

Consumidores secundarios y terciarios: diversas especies de peces. Por ejemplo, el bacalao (Gadus Morhua), besugo (Pagellus bogaraveo), pulpo (Octopus vulgaris), abadejo (Pollachius pollachius) son consumidores secundarios que se alimentan de consumidores primarios como arenques (Clupea harengus) y sardinas (Sardina pilchardus)

Descomponedores: bacterias de diverso tipo.

 

LA IMPORTANCIA DE MANTENER LA RED TRÓFICA

En todo este flujo de energía entre unos organismos, la energía que pasa desde los productores a los consumidores finales va en disminución puesto que cada uno de los organismos consumen energía en producir su masa corporal y en realizar sus actividades.

Esto queda representado en Pirámides de biomasa, energía o nš de individuos, en ellas se ponen varios pisos con su anchura o su superficie proporcional a la magnitud representada. En el piso bajo se sitúan los productores; por encima los consumidores de primer orden (herbívoros), después los de segundo orden (carnívoros) y así sucesivamente. Queda gráficamente representado cómo el número de productores debe ser mayor que el de consumidores primarios y este mayor que el de consumidores secundarios y así sucesivamente.

Como sistema complejo que son los ecosistemas, y más en concreto el mar, el ecosistema mas grande con dos tercios de la superficie terrestre, 361 millones de kilómetros cuadrados y volumen de 1.370 millones de kilómetros cúbicos, representa el 97.6% del agua de nuestro planeta. Cualquier variación en un componente del sistema repercutirá en todos los demás componentes. Por eso son tan importantes las relaciones que se establecen y mantener las relaciones.

AMENAZAS

Las principales amenazas actuales son Sobreexplotación, Tráfico marítimo y Contaminación que pueden afectar en mayor medida a un nivel de la cadena trófica. Si este nivel está en la base de la cadena afectará a toda ella con una menor producción de materia orgánica y si esta en niveles superiores de la cadena, al desaparecer un depredador, los niveles inferiores aumentarán mucho su población produciendo un desajuste en todo el ecosistema.

Los humanos consumimos: consumidores secundarios o terciarios. Un estudio revela que estos niveles disminuyen constantemente desde hace 45 años, a razón de un décimo por década. "La actual política de pesca es insostenible".

POSIBLES SOLUCIONES

El cultivo de peces podría parecer una salida para el problema, pero no lo es, al menos en las condiciones que se practica actualmente, ya que los peces cultivados se alimentan con comida hecha a base de peces impopulares como el arenque. Parece sólo una cuestión de tiempo para que el arenque y otras especies también desaparezcan.

Debemos pensar que, como dijo Daniel Pauly en la revista Science, "Existe un límite en la cadena alimentaria para lo que puede capturarse y comercializarse, y el zoopláncton (en el nivel trófico dos) difícilmente ocupará nuestros platos en un futuro cercano", por tanto tenemos que exigir unas políticas pesqueras donde se respeten las paradas biológicas y donde se asegure la continuidad de las especies.

Elena Acebes
Licenciada en Ciencias Ambientales

 

Ficha animal Nš11: Marrajo

Nombre científico. :
Isurus oxyrinchus (Rafinesque, 1809)

Clase :
Elasmobranquios (tiburones y rayas)

Orden : Lamniformes
Familia : Lamnidae

Nombres vernáculos :

Castellano: Marrajo
Inglés: Shoftin mako
Francés: Taupe bleu

Fotos:
Arriba: Marrajo, © Promar
Abajo: Dientes de Marrajo, © Promar

Descripción: Morro cónico muy apuntado. Boca en forma de U invertida. Dientes grandes, de bordes lisos y los primeros inferiores son visibles desde fuera, lo que le da un aspecto amenazador. Ojos redondos moderadamente grandes. Primera dorsal alta con la punta ligeramente redondeada cuyo nacimiento se encuentra justo detrás de las escapulares (aletas pectorales). Segunda dorsal y anal muy pequeñas. Escapulares más cortas que la cabeza. Pedúnculo caudal con gruesas y largas quillas laterales. Cuerpo fusiforme, moderadamente esbelto.

Color: Azul-ceroso oscuro en el dorso, más claro en los flancos y superficie ventral muy blanca. Morro parcialmente oscuro. Mancha axilar negra muy característica.
Dentición: Dientes de bordes lisos y cortantes, con las cúspides simples y gruesas. Tiene más de una serie funcional.

Mapa: Distribuión del Marrajo

Biología: Tiburones muy comunes y abundantes y sin lugar a dudas es el escualo más representativo de las costas almerienses. Presentes en una amplia banda circunglobal que une los dos hemisferios, preferencias por las aguas cálidas y templadas. Vida pelágica, en aguas costeras y oceánicas superficiales (hasta 150 metros). Suelen formar agrupaciones numerosas. Muy activos y veloces (puede nadar a una velocidad de 90 km/h), capaces de realizar arranques bruscos e incluso saltar fuera del agua como su pariente el gran blanco (Carcharodon carcharias). Importante no confundirlo con su “hermano” el marrajo negro (Isurus paucus) de color más oscuro, pero muy similar a nuestro marrajo.

Alimentación: Gran variedad de peces, incluidos los grandes velocistas, como túnidos y peces espada; otros tiburones y distintos vertebrados marinos son frecuentes en su dieta, así como carroña. Responden a estímulos de forma rápida, vigorosa y agresiva. Se han registrado ataques provocados y sin provocar, incluso a embarcaciones, por lo que están considerados altamente peligrosos.

Reproducción: Ovovivíparos, con camadas de 4 a 8 fetos, siendo de 16 la mayor conocida. A pesar de ser tan comunes se desconoce mucho de su reproducción.

Talla: Máxima de 395 cm, pero son raros los individuos que pasan de 360 cm y 450 kg de peso. Los machos alcanzan la madurez sexual a los 195 cm y las hembras con 280 cm. La talla al nacer es de 65-70 cm.

Pesca: Se capturan de forma accidental con redes y abundantemente con palangre de deriva, modalidad en la que se considera la “pieza reina” (después del emperador). Son muy apreciados en la pesca deportiva por su comportamiento agresivo y combativo. Alcanzan altos precios en la lonja debido a la gran aceptación de su carne y sus aletas.

Jesús Cañadas Trujillo