Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Escombrera en el Parque

La Delegación de Medio Ambiente ha dado el visto bueno al proyecto municipal de instalar una escombrera dentro del parque, concretamente en el paraje del Higo Seco. Esta escombrera hace más de un año que venía funcionando, el cartel indicativo que se colocó a la salida de Fernán Pérez en dirección a Campohermoso así lo acreditaba. La Declaración de Impacto Ambiental favorable a su instalación es mucho más reciente, de agosto pasado.

Por muy extraño que pueda sonar eso de un vertedero dentro de un parque natural, ha sido autorizada. La Delegación de Medio Ambiente ha entendido que, dado que en su día hubo allí una escombrera, dado que después hubo una prospección minera, el espacio está tan sumamente degradado que es un buen asentamiento para escombrera; es más, su instalación merece ser evaluada como restauradora del medio.

Dejando al margen que hace más de un año que se ha estado haciendo la vista gorda a una escombrera que, pese a ser municipal, era ilegal, estaba funcionando a las bravas, lo más sorprendente es que el proyecto se somete a la normativa de residuos sólidos y como tal se establecen las pautas a que deben ajustarse los procesos de eliminación de residuos sólidos, por lo que no parece que se descarten las instalaciones de transformación de los mismos. ¿Significa eso que podemos tener una planta incineradora dentro del parque? ¿que los residuos de invernaderos irán a parar allí? Menos mal que el Higo Seco es un núcleo urbano que merece ser protegido por sus valores de arquitectura tradicional y menos mal que se pretenden desarrollar turísticamente los núcleos del interior como alternativa de desarrollo sostenible frente a los invernaderos.

Esta política medioambiental merece ser valorada con detenimiento, porque hay otras escombreras, hay muchas más diseminadas por todo el parque, pero hay una especialmente grande y en un paraje especialmente bonito, en las cercanías de San José, en el Barranco del Águila, claro que es ilegal, pero ¿cuál será su destino final?

Redacción del Eco