Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Editorial

El Tribunal Supremo ha sentenciado que el hotel del Algarrobico, en Carboneras, está construido sobre suelo no urbanizable y que la propiedad de los terrenos es de la Junta de Andalucía. Hemos tenido que luchar durante más de 13 años, desde el inicio de las obras en 2003, y soportar más de 20 pronunciamientos judiciales, para conseguir esta resolución definitiva, que abre el camino para el derribo de este edificio, ejemplo de la especulación salvaje sobre zonas protegidas de la costa de Almería y España.

Muchos han asegurado que nadie dijo nada cuando comenzaron las obras y que se había esperado a que estuvieran prácticamente finalizadas para decir que era ilegal. A todos queremos recordarles que, desde el primer momento en que comenzaron los trabajos de desmonte, Amigos del Parque denunció esta aberración. Nadie nos hizo caso y tuvimos que recurrir al Defensor del Pueblo para conseguir que el ayuntamiento de Carboneras nos entregara el proyecto. A nuestra lucha se unieron también Ecologistas en Acción y Greenpeace y, poco a poco, numerosos grupos defensores del medio ambiente, hasta crear hace dos años, con más de veinte organizaciones, la plataforma Desmontando el Algarrobico. La contradicción en la que incurrió el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que en 2012 y a través de la sala primera de lo Contencioso-Administrativo aseguró que el edificio era ilegal, y la rectificación realizada dos años después por la sala tercera, provocó una reacción de sorpresa e indefensión entre los que defendíamos su derribo. Ahora el Supremo nos ha dado la razón y ha sentenciado a esta estructura dantesca. También ha reprochado a la sección tercera del TSJA haberse apartado conscientemente de lo resuelto de forma definitiva y firme por una sentencia anterior. También es tiempo de pedir explicaciones a los responsables de la Junta de Andalucía, Ayuntamiento de Carboneras y Sección Tercera del TSJA que propiciaron este tremendo error. Y a los habitantes de Carboneras, que han sido engañados con la falsa idea de un proyecto que traería empleo y riqueza, que aprendan a valorar y defender este Parque Natural, declarado Reserva de la Biosfera, que con el tiempo dejará mayores beneficios en la zona que este proyecto especulativo.

También queremos destacar la iniciativa popular de recogida de más de 30 mil firmas en redes sociales que ha llevado a la Consejería de Medio Ambiente a replantearse la convocatoria para la apertura de un centro de servicios litorales dotado de una bar restaurante en la playa de Mónsul. Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar aplaudió la iniciativa de poner en marcha este centro de interpretación de la naturaleza, con una aula ambiental, ante la inactividad que ofrecen la mayoría de los espacios construidos en todo el parque natural, pero mostró su oposición a que estuviera también dotado de un área para vender comida y bebida. La asociación pidió a Medio Ambiente que modificara el pliego de condiciones por el que se quería dar vía libre al servicio de restauración dentro de las instalaciones de este centro. El punto de vista ecologista defendía que iba a repercutir negativamente en la morfología de este paraje singular e iba a desvirtuar los intereses económicos del pequeño empresario que opera en los núcleos urbanos del espacio protegido.

Antonio Hermosa
Miembro de la Junta directiva de la Asociación
Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar