Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Gemoarmonización

La gemo-armonización es una técnica de utilización de las piedras y minerales para ayudar a equilibrar al ser humano. Usada desde siempre en todas las culturas, es ahora cuando empezamos a entender cómo interactuamos con el mundo mineral.

Y viviendo aquí, en el Parque, todo ello se hace mucho más evidente; la naturaleza geológica de este lugar y su extraordinaria variedad junto con su origen volcánico (recordemos los Frailes) hace imposible que la energía mineral que desprende pasé desapercibida... Cualquier paseo, sentarnos en una playa o simplemente mirar alrededor nos hace reconocer la fuerza, a veces abrumadora, del innegable despliegue con que la Madre Naturaleza nos regala en este espacio.
Si reflexionamos sobre la composición de la tierra, y de sus "reinos" nos damos cuenta de que los elementos formativos de cada uno de los seres que la habitan son los mismos.

 

Los elementos que forman los distintos átomos y sus diferentes composiciones crearán otras partículas que a su vez compondrán, según sus peculiares estructuras, organismos distintos en sus formas y funciones, pero con patrones semejantes. Esto es la mirada holográfica del mundo.

A partir de esta deducción podemos ver que el elemento más común en la composición del reino mineral es el silicio. Pues bien, también lo es en el cuerpo humano..., sin olvidarnos de que el descubrimiento del efecto piezoeléctrico del cuarzo inicia la era de la radio-actividad, la aplicación de este efecto en las comunicaciones desarrolla la era de informática al usar el cuarzo en los microchips, etc.

 
Foto: Gemas y cristales © MG
 
 

La sintonía con los cristales o gemas se hace más evidente si observamos la base atómica que construye un cuerpo, las cargas eléctricas, los movimientos electromagnéticos que moldean una molécula, su composición, sus interrelaciones... Es fácil, entonces, entender que la vibración de una gema empatiza con nuestra propia energía, como hermosos diapasones, pueden equilibrar y armonizar nuestras propias estructuras energéticas. El aura humana estaría formada por la emisión de luz del metabolismo, con lo cual, la interacción entre la emisión energética del cristal y la del cuerpo humano lograría una compensación energética que es la que da como resultado el re-equilibrio y la armonización.

 
Se trata de integrar su vibración, sus cualidades, su don particular. La estructura de los minerales pertenece a la geometría más sagrada del planeta y solo reflejan nuestras cualidades y dones desde su propio reino, el mineral. El ser humano está formado también por minerales, por geometría sagrada, por vibración, por energía de luz... Los cristales y gemas son resonadores que por ley de afinidad facilitan que se exprese con mayor facilidad y apertura nuestra propia esencia cristalina. Dependiendo del punto referencial, o punto "YA", que tomemos la información que nos da esa piedra, cristal o gema puede variar. Es decir, según el código que utilizamos la piedra nos dará un tipo especial de información (composición química, estructura cristalográfica, etc.).
 
Foto: Gemas y cristales © MG
 

El color de los minerales es quizás la propiedad que más llama nuestra atención, esta depende de diversos factores, como la incidencia de la luz o la composición química del mineral, y es el fundamento de la utilización de los cristales en cromo terapia.

El color es importante, según su intensidad, para mover y canalizar energías, ya que los cristales y piedras transparentes o translúcidos, por su vibración sutil, son más etéreos, mientras que los mates y los que pesan menos pertenecen a energías más materiales, están más en la tierra.

Los colores de las gemas influirán sobre los distintos sistemas y órganos del cuerpo humano que vibran con el mismo color. Hay que tener en cuenta que, según el color y la luminosidad, se produce una emisión energética o una succión de energías densas. Por lo tanto, las piedras opacas y oscuras servirán para drenar y/o eliminar toxinas porque absorben color, en cambio, las luminosas y claras servirán para nutrir y alimentar.

¿Te has preguntado por qué recoges piedras? ¿Por qué unas y no otras? Siéntelas..., nada más. ¡Que vuestros pasos siempre os guíen a vuestro corazón!

Mar Gómez
Bio-armonizadora
696 42 87 67