Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Los mundos de Sophie Cuendet

Desde muy pequeña estuve rodeada de pinturas, papel, arcilla, pinceles… mi padre era escultor y ceramista. Me encantaba bajar al taller y curiosear entre las herramientas, los materiales…” Así lo recuerda Sophie Cuendet mientras hacemos la entrevista, dando un paseo por el Cerro Negro, monte emblemático del pueblo de Las Negras, en el Cabo de Gata.

Al ahora Parque Natural llegó Sophie en 1972 desde Clarens, un pueblo rodeado de montañas en la Suiza francófona, en viaje de novios.
“En vez de pedir regalos por nuestra boda preferimos que nos dieran dinero. Así pudimos comprar una vieja furgoneta 2 CV que Jean habilitó como mini caravana. El viaje empezó en Holanda, rumbo a España, y duró un año.“

“Nos habían hablado de Nijar… Entonces un pueblo de artesanos, parecía una gran exposición abierta. En las calles se escuchaba el ruido de las lanzaderas. Delante de sus casas las mujeres cortaban tiras de telas para hacer grandes ovillos con ruecas para la realización de las jarapas. En el barrio de los alfareros, las piezas torneadas se secaban al sol… Nos gustó la arquitectura de los cortijos encalados, el ritmo de la vida, el campo, el espacio, las playas desiertas. Después de dos años de viajes decidimos comprar y rehabilitar el Cortijillo donde vivimos desde… hace 40 años.”

Foto: Sophie Cuendet © José Manuel Palomares
 

Sophie interrumpe la conversación y se agacha para recoger de la tierra una rejilla oxidada que luego utilizará en alguna obra. La obra de Sophie Cuendet abarca desde la escultura -en diversos materiales- hasta el grabado, la pintura, el collage, las aguadas… En su obra habitan los peces, los pájaros, pequeños hombrecitos misteriosos, personajes indefinidos y mágicos.

“La luz de Almería… mira lo definidas que son las sombras”, me señala, “en los países con poco sol las sombras son difuminadas, suaves… aquí son contundentes. Fuerza y contrastes que reinventan las formas a lo largo del día.“

 

En algunas de las obras de Sophie, las materias orgánicas, palpamos cómo la artista ha utilizado la naturaleza de la zona: semillas, maderas pulidas por el mar, conchas y la pita, entre otras. De pita están hechas esa especie de hadas que nos reciben en el Taller de Sophie en Nijar, abierto hace veinte años, ahora también con un espacio expositivo, L´Atelier, inaugurado en julio de 2012 y creado por Yannick van der Mije, uno de sus tres hijos.

¿Cómo era la Almería artística cuando llegaste?
Encontré gente abierta y mucha pasión por la pintura. Trabajé como modelo en la escuela de artes y eso me posibilitó conocer a artistas pertenecientes al movimiento Indalo como a Cantón Checa, Jesús de Perceval… y a fotógrafos como Pérez Siquier, entre otros. Solíamos encontrarnos en la cafetería Colón o en el bar El Salón, en el Paseo de Almería, para compartir ideas, proyectos… y muchas carcajadas.”

Sophie sonríe con los labios y con la mirada: azul transparente, cálida, amable. Una mujer madura y juvenil, de elegancia natural y que parece ser feliz… o al menos estar en armonía con su desarrollo personal y su vida familiar. Una mujer que necesita crear, transformar su imaginación en obras de arte… ”Si estoy varios días fuera del taller siento mono.”

Le hago una pregunta obligada… ¿Tus pintores preferidos?
“Cambian, según el estado de ánimo, las vivencias, la edad… Sería demasiado largo citarlos a todos. Me fascina Picasso por su capacidad creativa. Del academicismo del principio hasta esa explosión de formas y colores, el des-dibujar de su madurez, así como sus cerámicas (que resucitó al pueblo alfarero de Valauris), el grabado o la escultura. Me interesa el concepto, el desarrollo de una idea que lleva a otra, creando una continuidad llena de sorpresas, preguntas e ingenios. En este sentido me interesa también la obra de Wolf Vostel (collage, de-collage, con sonido). Sin embargo, hay un pintor que siempre me ha hecho soñar por su lenguaje poético y sus colores: Marc Chagall.”
“¿Una obra que me emociona por su ternura y su sobriedad? El retrato de Paul niño de Picasso.”

 

Fotos: Obras de Sophie Cuendet © SC
 

¿Sueles viajar para conocer a otros artistas?
“No suelo “viajar”, pero quizás se pueda llamar también así ir a Serón, a Cariatiz, Sorbas, Carboneras, Almería, Níjar o el Parque Natural para seguir a los artistas de la región que tienen obras muy interesantes en distintos campos. Todos somos permeables a las creaciones de los demás, el trabajo de uno hace avanzar el de otro, el enfoque, el punto de mira, la técnica. Los intercambios son necesarios, sin embargo hay que respetar tu línea, tu trayectoria y tu intuición. Ser fiel a sí mismo.”
Una mujer inquieta, libre de ideas y, a la vez, disciplinada que tiene la suerte de poder vivir de su arte. “Sigo trabajando, haciendo, probando, incluso cuando me pregunto a dónde voy y porqué… Tengo la suerte de contar con una clientela fiel que sigue mi obra y me anima desde hace más de 20 años; otros que la conocen por primera vez. Gracias a todos ellos puedo vivir haciendo lo que me gusta en este mundo en miniatura que es mi taller.”
Otra manifestación artística que nace de las ideas y de las manos de Sophie es la escultura… desde su primera escultura, “creo que fue una maternidad en arcilla chamoteada”.

Formas escultóricas que representan la figura femenina, Venus, la pareja, la familia, grupos de personas, mujeres sentadas, peces voladores, sirenas, acróbatas. Otras recuerdan construcciones ancestrales, monolitos, trípticos, puertas iniciáticas. Estas obras están realizadas en gres, piedra, papel maché, bronce, reciclado, madera, metal o cemento. “Cada material tiene sus particularidades, sus límites, sus posibilidades. La sensualidad del barro, su tacto, su olor; la resistencia y fragilidad de una piedra, su sonido al tallarla, los misterios de la policromía de las vetas; el olor y los caprichos de la madera; las ocurrencias y sorpresas del reciclado; la fuerza y fragilidad del papel… Estar abierto, receptivo y atento a la personalidad de cada uno.”

Foto: El taller de Sophie Cuendet © José Manuel Palomares

 

La escultura que premió el certamen de Pintura y Trayectoria Profesional para los 25 años del Parque fue realizada por Sophie y representa un espacio protegido (en negativo) rodeado de tres elementos con texturas distintas que simbolizan el mar, la tierra y el cielo. Se trata de una obra en bronce con pátina de cobre.

¿Qué obras no has hecho?
“Mi taller estaba ubicado en una vivienda antigua de arquitectura tradicional en la villa de Níjar. El entorno condiciona el tamaño de la obra, ya que el espacio está compartido entre obras en proceso, obras acabadas, caballetes, materiales etc. A veces me siento como un cangrejo ermitaño con ganas de mudar de concha para poder crecer y sueño con una nave industrial para poder realizar obras de gran tamaño…”

Y seguimos nuestro paseo… y pienso que Sophie encontró aquí su paraíso y que cada día que abre su taller se sumerge en ese otro paraíso, el suyo… el mundo de Sophie.

Alina Iraizoz
Coordinadora exposiciones La Galería del Mar

Sophie Cuendet expondrá en la Galería del Mar del 28 de junio al 14 de septiembre
(La Galería del Mar, Bahía de las Negras 32, Las Negras, Almería)
www.facebook.com/lagaleriadel mar
lagaleríadelmar@yahoo.es