Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Cartas y opiniones

Desde aquí os animamos a enviar vuestras cartas contándonos anécdotas, comentarios y opiniones sobre todo lo relacionado con el Parque Natural. Podéis hacerlo a través de Internet o por correo postal. Gracias.
La política del agua en Almería

¿A qué resuenan los últimos acontecimientos hídricos en nuestro entorno? A que ellos se lo siguen guisando y comiendo, en este caso bebiendo, sin contar con nadie. La desaladora de nuestro Parque “gran monumento al despropósito” sigue engrosando su perfil en el paisaje de Rambla de Morales, sus promotores parecen estar muy seguros de que van a recibir las subvenciones, de que las 4000 has. aparecerán sea como sea, aunque haya que allanar, plastificar y convertir en regadío hasta el último m2 de suelo de la zona y hacer salir el agua del mar por Los Albaricoques.

Y nuestras administraciones parecen estar más preocupadas de que a estos señores les salgan las cuentas que de salvar el acuífero, proteger una zona de gran valor medioambiental y cultural o favorecer medios de vida de la población más respetuosos con el medio ambiente: agricultura y ganadería tradicional, turismo de naturaleza...

Nadie se acuerda de la Ley de Aguas, ni de la Ley del Suelo…, aquí sólo impera la ley del más fuerte, del que la tiene más grande, nos referimos, claro está, a la máquina excavadora o a la desaladora.

Foto: Desaladora de Rambla Morales, © Indalo de Oz

Comunidad de Usuarios de Níjar y Comunidad de Regantes de Rambla de Morales se reúnen, en Madrid, para ver cómo se reparten la tarta; el problema es que este Municipio habría que estirarlo un poco ¡Nos faltan hectáreas! Saben que no pueden meter agua en la Zona Protegida, pero les debe resultar tentador.

Ahora la Agencia Andaluza del Agua ha firmado un convenio con el Ayuntamiento de Níjar, siempre según la prensa (única información a la que podemos acceder los ciudadanos), para abastecer de agua de la desaladora de Carboneras a las poblaciones del Municipio. Parece que ha sido necesario que le falten clientes a Endesa para acordarnos de que el agua, supuestamente potable que sale de los grifos de las poblaciones de Níjar, no es apta para el consumo humano desde hace años, los mismos que las administraciones correspondientes llevan sin aplicar la ley de Aguas, olvidando que los acuíferos de Níjar están declarados sobreexplotados desde 1986, sin realizar la gestión necesaria para garantizar la cantidad y calidad del agua de la que se abastece a la población, uso éste que debe prevalecer sobre todos los demás y sin constituir la Junta General de Usuarios a que obliga la Ley, no la del más fuerte, sino la otra, la que debe garantizar los derechos y deberes de todos, la igualdad y la justicia social.

Pero aquí el tiempo de los derechos parece que aún no ha llegado, tendremos que esperar a que se repartan la tarta y después nos repartirán, eso sí, a partes iguales y muy democráticamente, las migajas.

Luis Pérez, Almería

FE DE ERRATAS:

REPUESTA A LA FE DE ERRATAS del nš 36
Esta breve nota no pretende dar motivo a una disquisición filológica, de seguro sesuda e instructiva, sobre el uso histórico de los términos «poeta» y «literato» aplicado a una «poetisa» y «literata». Sólo pretende aclarar que la propia POETA prefiere este nombre frente al femenino, y donde manda patrón... [Sobre «literata» pesa la misma explicación que «la médica»: hasta que la mujer no hace de su vida profesional una distinción «sexuada» consciente que precise ser defendida ante el acoso “machista”, no existe ni «literata», «periodista» o «azafata» -tampoco hay «azafatos»-]. Pero mira, admirable y atenta lectora, que en el dominical del diario El País (domingo, 17 de julio de 2005) Javier Marías se ve impelido a responder a otra amonestación referida al uso del nombrar a un colectivo. Su conclusión nos ahorra mayor comentario: «Cada profesión puede llamarse a sí misma como le plazca». Por lo demás le agradecemos el adjetivo aplicado al Viaje.