Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Viaje literario por el Parque

Con motivo de la concesión del premio Cervantes de las Letras (2014) a Juan Goytisolo, queremos sumarnos a los distintos homenajes dedicándole este Viaje literario.

La escritura de Campos de Níjar (1959) viene precedida de varias visitas (según el autor tres) en las que recorre poblaciones hasta entonces desconocidas (como un estribillo recitará sus nombres en numerosos documentos), entrevista a sus habitantes y recopila un material gráfico y visual que le permite documentar de modo testimonial la contradictoria visión entre fascinación estética e indignación moral.

El descubrimiento del sur dará lugar a lo que se llamó «estética de la pobreza», constituida por el aislamiento y la emigración, en un momento histórico de lenta apertura de España a Europa. El autor no escribe unas notas impresionistas del viaje, sino que se documenta previamente y demuestra una sensibilidad idiomática cuando se esfuerza en registrar el habla de los almerienses. Este aprendizaje constrictivo resultó fecundo para su obra posterior.

Durante tres lustros, hasta 1976, no regresa a la querencia de este rincón andaluz. El largo exilio alejado de esta patria chica termina con el reconocimiento de las autoridades provinciales en 1984 al otorgarle el título de hijo predilecto de la Villa de Níjar, nombramiento del que se sentirá orgulloso, pese a rechazarlo en 1999, tras los sucesos racistas en la villa: «Es una simple llamada de atención a la opinión pública de la provincia y de toda España ante el chovinismo y xenofobia indignos de nuestra pertenencia a Europa».

Foto : Camino del Cortijo del Fraile © OM

Durante la década del ochenta, reparte su tiempo entre París y las ciudades marroquíes de Tánger y Marraquech, interesado en aprender el árabe dialectal hablado en el Magreb, pero no olvida Almería, antes bien atrae a su querencia al poeta José Ángel Valente. Juntos colaboran con intelectuales y personalidades almerienses hasta conseguir la declaración de Parque Natural Cabo de Gata-Níjar en 1987. Padrinos de este paisaje-refugio de su exilio interior, lugar del canto, estos pájaros solitarios recibirán un emotivo homenaje conjunto de la A.V. La Traiña del barrio almeriense de pescadores, La Chanca, cuando les nombran Socios de Honor de la misma. Pepe «el barbero» y el maestro Juan José Ceba, junto a otros amigos del escritor, como Federico Utrera, Hermelindo Castro, Ramón de Torres, José Guirao contribuyeron con su apoyo a que durante la década de los ochenta ambos se sintiesen especialmente «almerienses». Se publican estudios y se organizan seminarios en torno a su obra; generosamente, Juan cede en depósito algunos manuscritos al cuidado de la Diputación. El Instituto de Bachillerato de Carboneras adopta el nombre del escritor, que ostenta desde entonces: IES Juan Goytisolo. Mientras Goytisolo recibe el premio Europalia (1985), el otro, José Ángel Valente recibe el Príncipe de Asturias de las Letras (1988).

Con motivo de los graves sucesos en El Ejido, cuyos ecos llegan a Níjar, el escritor manifiesta su desafección ante los violentos comportamientos de los ejidenses alentados interesadamente desde posiciones fundamentalistas conservadoras, xenófobas y racistas.

En 2007 tiene lugar la filmación de dos documentales titulados Releyendo Campos de Níjar, seguido de Releyendo La Chanca, debidos al cineasta sevillano Nonio Parejo. Con tal motivo Juan Goytisolo visita Almería en diferentes ocasiones, participando como actor en el segundo de ellos. Cuando Nonio Parejo vuelva a Almería en 2009, acompañado de Juan como actor principal y del cineasta Vicente Aranda, filmará el último, por ahora, de sus documentales sobre la obra andaluza del escritor catalán, afrancesado y asentado en Marraquech, relacionada con el sur almeriense, su título: El regreso.

Durante estos cincuenta años, su obra ha ido creciendo de ruptura en ruptura, propuesta tras propuesta, original y renovadora en lengua española. Desde el novelista hasta el ensayista existen otras actividades de escribidor: periodista, documentalista, en su faceta crítica y comprometida; poeta y pensador; y, sobre todas, su altura moral por encima de la actualidad, roturando un camino literario que se apoya en la tradición heterodoxa y una revalorización de la oralidad como fenómeno literario patrimonio de la humanidad.

Un recuerdo especial merece el amor mutuo y la influyente relación de su esposa Monique Lange (se casaron en 1978), fallecida a mediados de los noventa. Juan publicó un valioso documento trilingüe (en español, francés y árabe) titulado Ella (2010) como homenaje a su amada compañera.

Hoy, Juan Goytisolo simboliza el encuentro entre culturas, el desmantelamiento de la España tradicional ortodoxa inquisitorial y el encuentro con una tradición soterrada y ninguneada con la cual ha regado y visto crecer el árbol de su literatura. Estos son algunos de sus hitos "canónigos": la poesía mística arábigo-andaluza (el sufismo) y su entronque con la mística de Juan de la Cruz y Teresa de Jesús; la literatura española de los siglos XIV (Arcipreste de Hita) y XV (Fernando de Rojas, los Cancioneros), la Picaresca del siglo de oro (Francisco Delicado, el Lazarillo, Quevedo, Góngora), la lección de Cervantes (su maestro), el descubrimiento de la heterodoxia de Blanco White, Larra, hasta Luis Cernuda, Gil de Biedma, Valente, pasando por Américo Castro. Entre los europeos recuerda la influencia humana y literaria de Jean Gènet, Edmond Jabès, Albert Camus, además de los neorrealistas italianos como Elio Vittorini y entre los hispanos a Octavio Paz y Jorge Luis Borges. Otro de sus intereses se dirige hacia los libros de viaje, sobre todo viajeros por Almería, Andalucía y el norte de África. Como bien confiesa en una entrevista para Canal Sur T.V. «si tuviese siete vidas, una pertenece a Almería». Media se la debemos y corresponde a la fascinación estética por nuestro Parque Natural. Gracias Juan, de (por) parte de los Amigos del Parque.

Miguel Galindo
Colaborador del equipo de redacción del Eco del Parque