Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Cartas y opiniones

Desde aquí os animamos a enviar vuestras cartas contándonos anécdotas, comentarios y opiniones sobre todo lo relacionado con el Parque Natural. Podéis hacerlo a través de Internet o por correo postal. Gracias.
 

Red de senderos de Carboneras

Mejora y ampliación de la red de senderos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar-Carboneras.

"La red de senderos del Término Municipal de Carboneras se verá mejorada y ampliada gracias a una subvención de 80.000 euros que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha otorgado al Consistorio de la localidad dentro del plan de ayudas orientadas a fomentar el desarrollo sostenible en las áreas de influencia socioeconómica de los parques naturales y nacional de Almería. La red de senderos perteneciente al Término Municipal Carbonero será una realidad. La inversión servirá para crear la señalización de los senderos existentes en el municipio, la adecuación de los mismos, el mantenimiento de la red… Esto producirá un gran beneficio para el municipio en general, ya que Carboneras cuenta con una serie de caminos muy importantes y conocidos dentro del mundo del senderismo, lo que supondrá un gran atractivo turístico para este sector”. La Gaceta de Almería, miércoles 1 de febrero de 2012.


Garganta del río Alías
Foto: Garganta del río Alías © CA

Por fin parece que se comienza a tener en cuenta que Carboneras aporta casi un 20% del total de los terrenos del Parque Natural. Hasta ahora la administración nos ha tenido condenados al olvido: no salíamos en muchos del los mapas oficiales del Parque, sólo tenemos un sendero oficial equipado e incluso en algunos de los Puntos de Información nos han dicho este mismo año que Carboneras no está dentro del Parque.

En 1994 el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, que ya incluía parte del término municipal, se amplió con terrenos de Carboneras, de forma que el 80% de los terrenos municipales están dentro del Parque. En ese momento debería haberse cambiado la denominación de este Parque Natural para incluirnos de alguna manera, por ejemplo: Parque Natural Cabo de Gata-Níjar-Carboneras.

Ha influido mucho el que ni los mismos carboneros sepan cuáles son los límites del Parque, el que la anterior corporación municipal, después de frotarse las manos pensando en las subvenciones que podían recibir, ha hecho lo que ha podido para salir de él, creando un sentimiento, en Carboneras, de aversión al Parque Natural, promoviendo la construcción desmesurada, destruyendo nuestro patrimonio natural, demonizando a los ecologistas, etc. Aún queda mucho de este sentimiento, pero parece que está cambiando un poco la forma de ver el Parque de algunos carboneros y del Ayuntamiento, que ha visto la conveniencia de pedir esta subvención y comenzar a aprovechar un recurso natural, como representan los senderos de la zona.

De hecho es imposible salir del Parque Natural porque tendríamos que demostrar que el lugar ha perdido todos los valores naturales que posee por razones ajenas a la actividad humana, ya que la administración tiene la obligación no sólo de conservar el lugar, sino de mejorarlo.
Sólo podríamos dejar de ser Parque si, por ejemplo, hubiera una debacle nuclear, o si debido al cambio climático se perdieran los valores naturales de la zona. Además tendría que ser un proceso de la Unión Europea, ya que el Parque Natural coincide con zonas LIC (Lugar de Interés Comunitario).

Creo que es importante empezar a cambiar el chip y comenzar a ver al Parque Natural Cabo de Gata-Níjar-Carboneras como una ventaja, como un hecho que atrae a mucha gente hasta nuestro pueblo, porque Cabo de Gata es el último reducto de costa virgen de toda Europa. Vamos a intentar conservarlo y aprovecharlo para crear empleo y dinamizar un turismo sostenible en Carboneras, que contribuya a que este lugar esté vivo y se convierta en un referente cultural y de turismo respetuoso con la naturaleza.

Una carbonera

 

Las visiones del alcalde de Níjar


Un metro de tierra no es siempre un metro, depende de quién se lo apropie y del tiempo que uno se vaya a quedar a vivir en él. Si es para toda la vida, es tuyo, pero si lo que quieres es vivir temporalmente, no te dejan. Y mucho menos si eres negro o hippy, entonces llegan de noche los devotos del ku-kus-clan y le meten fuego a tu casa. Además no es lo mismo que el apropiador indebido venga del extranjero o de otra parte de España, la que sea, o se le considere por razón de su gran capacidad económica, como natural del lugar.

En las zonas en las que la ley no termina de llegar, como por ejemplo en el salvaje oeste, los lugareños suelen gozar de impunidad a la hora de apropiarse de tierras, ejercer actividades ilegales o cometer delitos, y para no actuar contra ellos se olvida que algún día ellos no fueron lugareños sino colonos. Aquí, en el salvaje este almericano la corrupción se mantiene en niveles normales para tiempos pasados del tipo dictadura o salvaje oeste americano, cuando una actividad ilícita era consentida por la autoridad según el tipo de peinado que luciera el delincuente en cuestión o la ideología política que llevara puesta. Y es que aquí si vas rapado te puedes dedicar tranquilamente a lo que te dé la gana, que eso que llaman la autoridad no te va a molestar.

Según lo ve el alcalde de Níjar los hippies de la Cala San Pedro se han apropiado indebidamente de aquel lugar público (perdonen el error, ¡es un lugar privado!) y ejercen actividades claramente ilegales. Sin embargo no tiene las mismas visiones absolutamente claras cuando se trata, ahora sí, de respetados ciudadanos, tanto de Las Negras como del resto del municipio de Níjar, que construimos ilegalmente, nos apropiamos de terreno público por la cara, ejercemos actividades ilegales que no son declaradas o que ponen en peligro la seguridad de las personas, empleamos trabajadores sin darle cobertura social como si se tratara de esclavos, alquilamos como viviendas lugares no destinados a ese uso, etc.

Y es que la sagrada propiedad privada se está tragando a la propiedad pública y no hay escritura que lo cuente. El interés privado prima sobre el interés general, lo estamos viendo a diario. En toda Europa el saqueo del Estado es el negocio seguro. En Esppaña los cargos ppúblicos aprovechan su estatus para lucrarse privadamente (no hacen más que seguir su ideología de tiempos de Franco), sabedores de que su impunidad está garantizada porque tienen a los que interpretan la ley de su parte. Y más en estas latitudes, donde como cualquier forastero puede atreverse a comprobar, hay una ley para ppropios y otra para extraños.

Dice la concejal de cultura en el panfleto del Partido Popular Níjar Alcaldía que las próximas elecciones autonómicas serán especialmente importantes para Níjar porque si salen con mayoría absoluta, como en el resto de España, harán como en el resto de España han hecho, es decir, lo contrario de lo que dijeron que iban a hacer (Esto nos hace recordar inevitablemente el lema de aquella campaña “OTAN: de entrada, no” con la que el PSOE se rió en la cara de todos los españoles) Por cierto, señora concejal de cultura, no ya el proyecto sino la realidad “turística más importante de nuestro municipio en los últimos 20 años” ha sido y es el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, el mismo que ahora su partido sueña con destruir si se hace con el poder en Andalucía. Así es que ahora el Partido más Popular no dice que de entrada legalizará todo lo construido ilegalmente cerca de la playa, ni tampoco que está haciendo un llamamiento a toda persona de mala fe que haya construido, vendido o comprado ilegalmente, o que tenga algún que otro pecadillo inconfesable, para que vaya a votar por el partido que defiende el interés privado de cada español. Y es que si en la mayoría absoluta del PSOE de Felipe González vimos salir socialistos hasta de debajo de las piedras para regularizar su situación o consolidar su posición en el mercado ahora la suma de intereses personales lleva ineludiblemente a una mayoría absolutamente interesada en lo más personal de cada uno, que es su situación privada y una propiedad consolidada.

Últimamente está de moda entre los políticos y empresarios procesados, absueltos y condenados por delitos de corrupción en España decir que como típicos españoles todos tenemos algo que ocultar (sobre todo a Hacienda) y que ellos solo han hecho lo que cualquier respetable ciudadano de este país haría si pudiera.

Me pregunto qué pecadillos inconfesables tendrá nuestro alcalde de Níjar, y sobre todo qué estará viendo él en la Cala de San Pedro. ¿Un Algarrobico mayor aún que el Algarrobico? ¿Un superoseamegaespá para gente importante? ¿Un parque temático de la piratería y el dinero negro?

Si de verdad le preocupa, señor alcalde, el interés público (recuerde que a pesar de sus actividades privadas es usted, sobre todo, un representante público) y tiene pantalones expropie usted San Pedro (o su Partido si gana la Junta de Andalucía) y conviértalo en un bello paraje para uso y disfrute de quienes todavía disfrutan de lo público, sin propiedades privadas ni vallas ni chiringuitos ni construcciones ilegales ni apropiaciones indebidas, y no permita que nadie instale tiendas de campaña, tumbonas o negocios de sombrillas.

Y sobre todo resístase a la tentación de convertir esta Cala que ya tiene su santo en una especie de lugar de peregrinación a su gran persona, que lo estoy viendo venir: “estos lugares fueron limpiados de gente indeseable en el año del señor 2000 y tal, siendo alcalde, bla, bla, bla…, que ya tenemos bastante con ver su imagen todos los días en las vallas publicitarias como un Fidel Castro o un Gadafi cualquiera, y además en cada una de las páginas y fotos de su boletín pastoral. ¿Tanto le gusta de verdad su propia imagen?

Jesús Gázquez