Home
El Eco
Noticias
Juridico
Senderismo
Conocer
Planos y mapas
La Asociacion
Estatutos
Enlaces
Contacto
Casas rurales, hoteles, cortijos,
y otros servicios
en el Parque

Visita nuestros Patrocinadores
  Camisetas de la Asociación
Diferentes tallas, modelos y colores
Descúbrelas
y cómpralas
 
Síguenos en

Webdesign: espacioazul.net

 
 
 
 

Roturación en San Miguel

A instancias de un particular se ha presentado denuncia, por parte de esta Asociación a la Delegación de medio ambiente, por una roturación de terrenos en zona A. Recordemos que esta calificación otorga el máximo grado de protección a una zona del Parque. Se trata de espacios y terrenos que tienen un especialísimo interés para su conservación por estar inalterados y representar de forma magnífica alguno de los valores ecológicos del espacio protegido, ya sea en atención a su flora o fauna. Se trata de una infracción muy grave, que puede dar lugar incluso a responsabilidad penal, por delito ecológico. Parece evidente que no existe una conciencia clara de qué se puede hacer y no hacer dentro del Parque, porque no se entiende bien que cualquier ciudadano se arriesgue a cometer este tipo de ilegalidades, así por las bravas.

Foto: Roturación denunciada, © AP

El problema fundamental es que no existe una actuación preventiva por parte de la administración de medio ambiente que es la encargada de ejercer las funciones de policía en los espacios protegidos. La finalidad que debe perseguirse no es, desde luego, que los delitos se castiguen, sino que no se cometan, porque una vez cometido el daño en la mayoría de las ocasiones es irreparable.

Ante hechos de tal gravedad, no siendo la primera vez que algo así sucede, hay que preguntarse si este Parque se caracteriza por que en él actúa un número muy elevado de locos, desaprensivos o delincuentes o es que la administración no cumple bien sus funciones. No informa con claridad sobre los usos en el Parque, no sanciona a los infractores o no ejerce su función de policía. En realidad este particular no ha hecho algo distinto a lo que ya sucediera, por ejemplo, con la tubería de Marcos Eguizábal y su paso demoledor por otra zona A del Parque. El resultado es que la administración de medio ambiente, después de haber dado todos los permisos, no vigiló esa obra, y no evitó la destrucción de Androcymbium, una especie endémica en peligro de extinción. Ahora nos encontramos en la misma situación, una roturación de zona A en la que se ha producido un perjuicio irreparable. Y estamos a las puertas de que suceda otro tanto de lo mismo en Agua Amarga, donde se pretende construir una urbanización gigante en un LIC de hábitat prioritario y exclusivo,

Localización de la zona roturada según el denunciante

Por el momento, no hemos tenido contestación de la administración a nuestra denuncia, y no sabemos qué ha hecho y está haciendo la administración respecto de este infractor. La roturación se ha realizado en las proximidades de San Miguel de Cabo de Gata, en dirección a las salinas. Una zona del Parque que está siendo devastada: la superficie de construcción ya ha invadido la zona dunar, Rambla Morales y su charcón están invadidos de una superficie inmensa de invernaderos ilegales y resultarán irremisible afectados por el funcionamiento de la desaladora, que prevé una importante ampliación de suelo urbano, La Fabriquilla quedará completamente arruinada por una gran urbanización y por la instalación de defensas para frenar el avance del mar. Todas y cada una de estas actuaciones cuenta con el refrendo municipal, pero también con la decisión de medio ambiente de llevar adelante estos proyectos. a cambio de todo este desaguisado la Junta está invirtiendo dinero en regenerar y mejorar la situación de las salinas.

Tendremos un importante humedal, como si de una zona verde se tratara, en medio de explotaciones industriales agrícolas y una gran superficie urbanizada.

Amigos del Parque