Receta

Hola amigos, este año tan especial en todos los sentidos, quiero animaros a que os metáis en la cocina, pongáis música y como si de una meditación zen se tratara, tener vuestros cinco sentidos en cocinar esta receta que tanto puede servir como plato vegetariano principal o como un acompañamiento sofisticado de algún asado de carne. Es elegante además de simple y poniendo conciencia en todo lo que hacemos, entonces el tiempo siempre se ganaría en lugar de perderlo, y recordar que cocinar para los demás es una señal de Amor y en estos momentos el Amor hay que potenciarlo.

Esta receta me encanta porque puedes prepararla por etapas, hacer el relleno con un día de antelación, refrigerar, luego enrollar y hornear justo antes de la comida o cena. Si prefieres, puedes añadirle queso.

Os recomiendo leerla completamente antes de empezar, en realidad es una receta simple y después de hacerla una vez, sé que encontraréis otras formas de rellenarla y adaptarla.

Foto: Wellington de champiñones con romero y nueces © ML

WELLINGTON DE CHAMPIÑONES CON ROMERO Y NUECES
Ingredientes para 4 personas

• aceite de oliva
• 2 hojas de hojaldre
• 1 cebolla grande cortada a trozos pequeños
• 800 grs. de champiñones o setas variadas
• 4 a 6 dientes de ajo a trocitos
• 800 grs. de setas variadas a trocitos
• 2 cucharadas de romero fresco cortado
• 1 vasito muy pequeño de vino de jerez u oporto
• 1 cucharadita de vinagre (si es posible de jerez o balsámico)
• 1 taza de nueces picadas (puede sustituirse por otro fruto seco)
• perejil picado
• pimienta molida
• 1 huevo para pintar el hojaldre
• 1 taza de algún queso cremoso (como el de cabra, gruyére, etc.) si le vas a poner queso

INSTRUCCIONES

1. Asegúrate de que el hojaldre esté bien descongelado si es que lo has comprado así.
2. Prepara el relleno de champiñones: en una cazuela o sartén, calienta el aceite a fuego medio. Saltea las cebollas, ajo y champiñones con 1/2 cucharadita de sal durante aproximadamente 15 minutos, hasta que los champiñones hayan soltado toda su agua. Sé paciente porque puede tardar un poquito. Añade el romero.
3. Pon el vasito de vino y el vinagre. Revuelve ocasionalmente y deja que el vino se reduzca hasta que casi se acabe, unos 8 minutos más. (Tiene que estar completamente seco)
4. Añade los frutos secos
5. Guarda el relleno si no lo vas a cocinar enseguida.
6. Saca el relleno de la nevera y cuando esté a temperatura ambiente, desenrolla la hoja de hojaldre. Si le vas a poner queso, tenlo preparado.
7. Coloca la mitad del relleno en un montículo a lo largo del centro (si lleva queso, se lo pones encima) y trabajando muy rápido, enrolla la masa haciendo un rulo.
8. Haz lo mismo con la siguiente hoja. Recalienta el horno a 190º
9. Pinta con el huevo batido las hojas de hojaldre ya rellenas y marca la masa con un cuchillo afilado el diseño que elijas, en diagonal, en cruz,etc.
10. Hornea las masas hasta que estén doradas e hinchadas.
11. Adorna con unas hojas de romero.