Minerías contemporáneas de pequeña escala en Rodalquilar

El coto minero de Rodalquilar es conocido por sus minas de oro, explotadas en la segunda mitad del siglo XIX y durante una buena parte del siglo XX, hasta su cierre definitivo en el año de 1990. Pero la minería en Rodalquilar queda lejos de circunscribirse únicamente al oro, ya que también han estado en actividad minas de plata, de plomo, de caolines, de amatistas e incluso han sido explotadas varias canteras de adoquines para pavimentación.
Todas ellas han jugado un papel en la historia minera local, pero pocas de ellas han alcanzado la notoriedad mediática del oro en el siglo XX o del alumbre en el siglo XVI. Todas estas minerías de pequeña escala han contribuido a la historia económica de Rodalquilar, pero son sus grandes desconocidas.
En el presente trabajo, se pretende dar a conocer los rasgos generales de estas “minerías olvidadas” y su contribución al nacimiento del coto minero contemporáneo de Rodalquilar.

Foto: Cantera de adoquines en el cerro de Romero de Rodalquilar © Oscar Molina

Minas de Plomo
Muy poco después de la promulgación de la Ley de Minas del año 1825, comienzan a aparecer explotaciones de plomo en las inmediaciones del pueblo de San José, al Sur de Rodalquilar. La actividad va creciendo poco a poco y como consecuencia de ello, probablemente ya a mediados del siglo XIX, las minas de plomo han llegado hasta la zona de Rodalquilar. De esta manera quedan establecidos los que serán los dos principales cotos mineros de la Sierra del Cabo de Gata a lo largo de los siglos XIX y XX: el coto minero del Sur de la sierra (entre San José y el Rincón de Martos) y el coto minero del sector central de la sierra (en los alrededores de Rodalquilar).
En lo que respecta al tamaño de las explotaciones y las empresas en el sector Sur de la Sierra del Cabo de Gata, eran tanto mineros locales como grandes empresas (por ejemplo, Stolberg & Westfalia y la Compagnie d´Águilas) las que explotaban el plomo y el zinc de las minas, haciéndolo en explotaciones subterráneas que llegaron a alcanzar dimensiones considerables debido a la actividad de laboreo que se desarrolló en aquellos días, como en la mina Santa Bárbara. Por el contrario, en Rodalquilar eran los rebuscadores los que iniciaron la extracción del plomo y lo hicieron en explotaciones subterráneas bastante modestas que ya existían previamente, en las cuales “rebuscaban” mineral de sus filones, muchas veces sin permiso e ilegalmente.
A finales del siglo XIX llegaron a Rodalquilar algunas empresas mineras desde Murcia y Madrid, pero su interés duró poco tiempo. El volumen de mineral disponible era pequeño y la mineralización en los filones era irregular, de manera que esto se reflejó en una actividad modesta e intermitente de las minas, sucediéndose diferentes propietarios mineros en la misma concesión y haciéndolo con no demasiado éxito cada uno de ellos. No existen datos fiables de las cantidades de plomo producidas en Rodalquilar en esta época, al contrario de lo que ocurre con las minas de la zona Sur de la Sierra del Cabo de Gata.
Uno de los símbolos de esa minería del plomo del XIX en el coto de Rodalquilar, es la mina Las Niñas, posiblemente una de las minas metálicas contemporáneas más antiguas de esta zona y buen ejemplo de la evolución de las actividades mineras del lugar a lo largo de los siglos XIX y XX. Otros ejemplos son las minas La Consulta, Virgen del Carmen y Ronda y el Resto.

Minas de Plata
La minería de la plata en Rodalquilar apareció unida a la del plomo en el siglo XIX, ya que la galena que se explotaba en la mina Las Niñas, parece que era galena argentífera, de ahí que fuese una de las pocas minas del lugar que estuvo con una actividad destacable. La plata ayudaría a mantener una explotación que solo con el plomo apenas daba para obtener algún beneficio. De cualquier manera, nunca existieron minas dedicadas en exclusiva a la plata en Rodalquilar ya que, aunque estaba presente en sus filones de sulfuros complejos, no estaba en grandes cantidades.
Posteriormente en el siglo XX, el INI estuvo produciendo plata (junto con el oro) en su etapa al frente de las minas de Rodalquilar entre 1943 y 1966. Esta producción es muy poco conocida, pero al mismo tiempo que se obtenían los lingotes de oro que dieron fama a Rodalquilar, también se obtenían lingotes de plata que, al parecer, era dedicada a venta para joyería nacional, según testimonios orales. No existen datos fiables de las cantidades de plata producidas en Rodalquilar.

Foto: Galería de arrastre y filón principal de la mina “Las Niñas” de Rodalquilar © PHO

Minas de Cobre, Hierro, Manganeso, Zinc ¿?
Según consta en los datos de la Jefatura de Minas de Almería (custodiados en el Archivo Histórico Provincial de Almería), durante el siglo XIX existieron registros mineros en Rodalquilar que en teoría pretendían explotar diferentes metales, como por ejemplo el Cobre, el Hierro, el Manganeso o el Zinc, pero la realidad es que no existen noticias contrastadas, a día de hoy, sobre producciones regulares o irregulares de alguno de esos metales en Rodalquilar.
A pesar de todo, se debe mantener la cautela y dejar abierta la posibilidad de que esos metales se explotasen comercialmente en muy pequeñas cantidades, ya que todos ellos están presentes en los filones del yacimiento mineral de Rodalquilar y los rebuscadores no hacían asco a ningún tipo de mineral.

Foto: Vaciaderos de la mina “Santa Bárbara” en el sector Sur de la Sierra del Cabo de Gata © PHO

Foto: Bocamina de una de las minas de caolines al pie de la falda Este del cerro del Cinto © PHO

Minas de Caolines
En las zonas de intensa alteración hidrotermal de las calderas de la Lomilla y de Rodalquilar, se conocen diferentes afloramientos de minerales de alteración, entre los que destacan los caolines, dado su valor económico para la industria alfarera local.
Existen noticias de que ya en el siglo XIX estos caolines de Rodalquilar (y de algunas otras zonas de la Sierra del Cabo de Gata) eran utilizados tanto en Níjar y Sorbas, como en otros lugares fuera de la provincia de Almería.
Las minas de caolines en Rodalquilar son pequeñas cavidades que apenas penetran unos metros en el subsuelo y que solían ser explotadas por una única persona. Todas estas labores existen todavía sobre el terreno, principalmente al pie de la ladera Este del cerro del Cinto, en donde se encuentran un buen número de estas pequeñas minas. Son extremadamente peligrosas debido a que no tiene entibación y sus materiales son muy poco consistentes.
No existe demasiada documentación escrita sobre estas minas, pero las personas que las conocieron en actividad, a mediados del siglo XX, aseguran que en aquellos momentos las personas que trabajan esas minas, lo hacían con el objetivo de sacar algunas pesetas que completasen los bajos salarios existentes en aquella época. Es decir, eran casi un pluriempleo. Tras extraer los caolines de las pequeñas galerías, los llevaban a Rodalquilar, en donde existía un pequeño molino en la calle Santa Bárbara que los molía, antes de ser enviados a las alfarerías locales. No existen datos fiables de las cantidades de caolines producidos en Rodalquilar.

Minas de Ágata y Amatista
Con respecto a la minería de piedras semipreciosas, existen noticias de algunos mineros de Rodalquilar que se dedicaban a explotar las ágatas y las amatistas en los alrededores del cerro de los Guardas en el tramo final del siglo XVIII.
En la actualidad, existen todavía los restos de una pequeña galería semiderrumbada, que se adentra en un filón de ágatas y amatistas y que probablemente fue el objetivo de aquellos mineros del siglo XVIII.

Foto: Cantera de adoquines en el cerro de Romero de Rodalquilar © PHO

Canteras de adoquines La primera zona de canteras de adoquines de Rodalquilar, está situada en el cerro Romero, en su ladera cercana a la cala del Playazo, desde donde hoy día aún se puede observar esta explotación abandonada. La segunda zona de canteras, que es además la más importante, se encuentra situada en el cerro de Los Lobos en su parte más cercana a la cala del Carnaje, desde donde también se puede observar algunas de las canteras, abandonadas hoy día. Las canteras estuvieron en explotación, como mínimo, desde principios de siglo hasta los años finales de la década de 1940, cuando cesaron definitivamente sus trabajos (Estadística Minera y Metalúrgica de España). Su actividad fue irregular y alternaron periodos de actividad y periodos de paro, probablemente en función de la demanda de adoquines más que por problemas de agotamiento de los yacimientos. El final de la actividad de las canteras vendrá determinado por los cambios socio-económicos de los años cincuenta y por la aparición generalizada de materiales alternativos a los adoquines (como por ejemplo el asfalto para carreteras), de manera que fue el propio mercado el que acabó con este sector minero en Rodalquilar y no el agotamiento de los yacimientos.

Minas de Platino Finalmente hacer una breve mención del que posiblemente sea uno de los casos más rocambolescos del coto minero de Rodalquilar y que fue el episodio de sus minas de platino. Todo comenzó cuando a inicios de la década de 1920 apareció la noticia de la existencia de platino nativo en los filones de cuarzo del Cabo de Gata. Esta noticia fue muy importante en aquel momento ya que el valor del platino era mayor que el del oro. Pero nadie tuvo en cuenta que la presencia de platino es bastante improbable en el contexto geológico de Rodalquilar. Otro ejemplo más de la irracionalidad de los episodios especulativos. La principal área de interés platinífero se localizó en las inmediaciones del cerro del Garbanzal (donde estaban las principales minas de manganeso del Cabo de Gata) y estaba formada por las concesiones mineras «Monte de Platino», «Virgen del Mar», «Soñando» e «Ilusiones». Todo quedó en otro episodio más de especulación minera.

Conclusiones La riqueza geológica de Rodalquilar ha quedado reflejada en la variada actividad minera que se ha desarrollado en sus yacimientos a lo largo de la etapa Contemporánea. Aunque cuantitativamente hablando, las toneladas de las diferentes menas obtenidas han sido bajas, cualitativamente hablando, el elevado número de diferentes menas explotadas da una idea del interés que encierra el coto minero de Rodalquilar. Con la excepción del oro y el alumbre (explotados principalmente por grandes personajes y/o instituciones del Estado), el resto de las minerías de Rodalquilar han sido explotadas principalmente por pequeños propietarios mineros y por rebuscadores que lograron unos beneficios económicos muy limitados que contribuyeron al sustento diario de buena parte de la población, en un entorno económico local casi de supervivencia.

Paco Hernández Ortiz