Los microplásticos que contaminan las playas

La Asociación de Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, como el resto de grupos asociados a Ecologistas en Acción, y otros colectivos ecologistas, han incrementado las campañas para intentar acabar con el plástico en nuestras vidas. Todos sabemos que los microplásticos en encuentran esparcidos por todos los mares del planeta.

La playa de San Miguel, de la barriada de Cabo de Gata, ha registrado las dosis más altas de las once playas analizadas por el Programa de Seguimiento de Micropartículas en Playas, elaborado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica. Según un protocolo elaborado en el año 2014, durante cinco campañas se han ido tomando muestras, en primavera y otoño, para su posterior análisis en laboratorios, y los resultados obtenidos señalan que existe una abundancia de microplásticos en la arena de esta extensa playa de Almería, una de las más significativas del litoral de la provincia y una de las más visitadas y conocidas. La cantidad detectada se refleja en base a la masa por kilogramo de arena y en función de la superficie estudiada, el metro cuadrado de playa.

Foto: Playa de San Miguel de Cabo de Gata © MA

De los análisis realizados se establece que en la primavera se han encontrado más partículas que en otoño. En esa primera estación se detectaron 1.972,9 micropartículas por metro cuadrado. Además, el estudio indica que la concentración se sitúa en 25 partículas por kilo. Esta cifra coloca a la playa de San Miguel de Cabo de Gata en el primer lugar de las once zona analizadas en el territorio nacional. Después se encuentra la playa canaria de Famara, en la localidad de Teguise, en la isla de Lanzarote. Los materiales encontrados son de muy diversa procedencia. La mayoría son de origen petroquímico, y las bolsas y botellas de plástico son la causa principal de estos desperdicios. Los microplásticos tienen dimensiones inferiores al medio centímetro y son restos parcialmente degradados que las corrientes marinas arrastran por todo el mundo.

En los últimos meses se han incrementado las campaña de limpieza de playas, en las que ha participado Amigos del Parque junto a otros colectivos, con el objetivo de concienciar a la población del peligro que supone para la salud de los seres vivos tanta cantidad de plástico, que en el caso de los microplásticos llegan incluso al organismo. Millones de personas en todo el mundo piden una acción urgente que minimice este grave problema que afecta a casi todos los rincones del planeta y que ponen en peligro la supervivencia de especies y el mantenimiento de unos niveles saludables de salubridad. Ejemplos a seguir los encontramos en lugares tan dispares como San Pedro de Laguna en Guatemala, Chile o Costa Rica en América, o Irlanda, Francia e Italia, en Europa, Ruanda o Kenia, en África, Austria o India, han puesto en macha iniciativas para acabar con este peligro. Hay que trabajar por conseguir reducir, reusar y reciclar, como acciones prioritarias para mejorar el futuro de los ciudadanos.

Antonio Hermosa