Aguamarga : residencias de creación

Esta iniciativa está gestada a fuego lento en el pueblo de Agua Amarga desde la escucha a quienes habitan estas tierras desde hace generaciones, el respeto al entorno natural, el amor al territorio y el vínculo a este paisaje que se adhiere como una extensión de la piel. Desde el pasado 20 de septiembre hasta el 30 de octubre se ha llevado a cabo la primera edición de Aguamarga: Residencias de Creación, un proyecto artístico que reflexiona sobre las relaciones entre la biodiversidad y la comunidad humana que habita y transita el entorno natural y urbano del Parque Natural marítimo-terrestre en los municipios de Almería, Níjar y Carboneras.

Las tres líneas de acción del proyecto son Arte, Naturaleza y Educación. El Arte, en su multiplicidad de lenguajes y procesos, es una herramienta para comprender la realidad e idear nuevos modos sostenibles de relacionarnos con nuestro entorno. ARC ha buscado favorecer una cultura de respeto a la Naturaleza abrazando su entorno natural y humano, prestando especial atención a las nuevas generaciones y al legado inmaterial que aportan los saberes de nuestros mayores. Con la programación de los talleres de creación y diversas sesiones realizadas en centros educativos, hemos conseguido afianzar un vínculo basado en la Educación con una mirada crítica y respetuosa ante lo que acontece.

Tiempo, Huella y Memoria son los ejes temáticos de investigación y reflexión de la convocatoria publicada el 5 de junio (Día mundial del Medio Ambiente), a la que se presentaron noventa y tres propuestas. Tres fueron los proyectos seleccionados por un comité formado por la diseñadora y gestora de proyectos culturales Victoria Jiménez, el geógrafo y urbanista Rodolfo Caparrós y la comisaria y arte-educadora Irene Pomar.

Foto: Conferencia por Joaquín Araújo © Javier Viana

Foto: Salve © José Villalva

ARTISTAS RESIDENTES

El proyecto Convergentes naturales, de Daniel Ausens y María Matas, parte de una investigación mediante la recopilación de testimonios de vecinos y vecinas para averiguar el tipo de relaciones planta-individuo, desvelando usos y saberes endémicos del entorno.

El resultado de este proyecto es un compendio de piezas audiovisuales, acciones y construcciones realizadas con y para las personas, que visibilizan los vínculos entre los habitantes de Agua Amarga y los recursos naturales de su entorno, entendiéndolos como conocimientos que merecen ser compartidos y cuidados.

Yo, sin nada, de Ernesto Artillo, reivindica las posibilidades del ser y del estar a través de lo más primario, en un momento de soledades, agotamiento natural y brillo de las redes sociales. Carteles en la calle han invitado a las personas a participar en unas sesiones donde se conjugan fotografía y performance. La mirada entre los participantes, junto al desnudo y el paisaje elegido, ha desvelado vínculos inéditos entre ellos y el lugar. El origen de una obra puede ser la obra en sí misma. En Cabo de Gata no tener nada significa lujo o explotación. La mirada es el estado más extremo de la intimidad. Un desnudo es un cuerpo hecho paisaje. Un paisaje es un espacio desnudo. Estar desnudo es una sensación temporal.

Sonidos de Níjar. Las voces del agua, de Ezequiel Giménez y David E. Touboul, indaga sobre la personalidad y el significado del sitio desde los sonidos y sus resonancias a través del agua. Incluyendo referencias literarias de Carmen de Burgos, testimonios de vecinos y grabaciones con músicos que habitan el territorio, es un acercamiento novedoso al paisaje poniéndolo en relación con los habitantes y sus vínculos con el agua.

Foto: David Touboul y Ezequiel Giménez en el CEIP Concordia © Irene Pomar

Foto: Daniel Ausens y María Matas en la expo de alumnos del CEIP Simón Fuentes © Ernesto Artillo

TALLERES DE CREACIÓN

Los tres talleres, con participación gratuita, han sido piedra angular para alimentar el encuentro entre los artistas residentes y vecinos, turistas, asociaciones y centros educativos.

El taller La Memoria biocultural con la artista Pilar Soto generó una investigación colectiva sobre los usos y recursos naturales que han construido la relación entre las personas y el medio que habitan. De las derivas de cada participante afloró una recolección de materiales y saberes creando una cartografía de la memoria que se tradujo en una exposición colectiva en el local social de Agua Amarga.

En el taller de creación Somos plantas, destinado a niños/as y a sus acompañantes, los veintitrés asistentes compartieron un paseo consciente por el paisaje cercano. Tras observar la flora con la que convivimos, recolectamos diversos materiales orgánicos para generar una paleta de texturas y colores, materializada en una obra colectiva.

En el taller ¿Dónde está el agua?, con Alberto Nanclares del colectivo Basurama, exploramos la memoria del agua a través de los residuos colectados como forma de arqueología contemporánea. A partir del cuidado y limpieza del paisaje, se han producido colectivamente las obras efímeras Entendedero y ¿Somos paisaje?.

Foto: Conferencia por Rodolfo Caparrós © Laura Fernández

Foto: Somos paisaje, alumnos del IES Alhadra en la Rambla del Olivo Milenario © Javier Viana

ACCIÓN EDUCATIVA

En ARC la educación es entendida desde sus raíces: guiar. El hecho de vincularla a la creatividad suprime la connotación jerárquica que esta palabra pueda tener y propicia que los conocimientos abordados se compartan de forma horizontal, convencidos de que los aprendizajes compartidos nos hacen crecer juntos.

Los artistas residentes han llevado sus procesos de trabajo a los centros educativos. De este modo, los alumnos han tenido a su disposición distintas miradas y formas de escucha que les aporten herramientas nuevas para observar su propio mundo y pensarlo de forma crítica y constructiva.

Ezequiel Giménez y David E. Touboul han invitado a los setenta y cinco alumnos de cuarto de primaria del CEIP Concordia a buscar sonidos de su entorno y a capturarlos. Además de la concienciación sobre la importancia del paisaje sonoro y los cuidados que requiere, han creado su propia pieza musical a partir de los sonidos grabados.

María Matas y Daniel Ausens han invitado a los cuarenta y cinco alumnos de sexto de primaria del CEIP Simón Fuentes a imaginar el futuro de sus paisajes y a idear qué adaptaciones podrían incorporar las plantas para sobrevivir a esas nuevas situaciones. Junto a los cuarenta alumnos de cuarto de ESO del IES Campos de Níjar, viajando también al futuro, han diseñado recipientes sostenibles recuperando, en muchos casos, técnicas tradicionales en riesgo de olvido.

Foto: Lujo o explotación, por Ernesto Artillo © E. Artillo

VIERNES DE AGUAMARGA

Durante los seis Viernes de Aguamarga han tenido lugar encuentros y conferencias. Rodolfo Caparrós, Pilar Soto, Alberto Nanclares, David G. Ferreiro y Joaquín Araújo participaron de este espacio de pensamiento y debate, ilustrándonos con sus miradas críticas sobre la relación entre naturaleza y humanidad. La charla con estos divulgadores científicos y artistas se ha enriquecido con la presencia de público de pueblos aledaños y con la participación de colectivos de la zona como Asociación de Amigos del Parque, Plataforma en defensa de Agua Amarga, Tejiendo Redes, Banco de Tiempo de Garrucha y el Faro de Mesa Roldán.

Dos de estos viernes han tenido como colofón los conciertos en la plaza de Agua Amarga del Trío Garum y el Colectivo Colombine.

IMPRONTAS

Improntas ha sido un terreno para la reflexión y realización de trabajos de creación complementarios a los seleccionados. Son propuestas que nacen de las confluencias entre distintos artistas o agentes sociales sensibles al proyecto. Visibilizan necesidades, inquietudes y curiosidades identificadas a lo largo de este tiempo de convivencia, con la hibridación como motor de la creación.

Cien alumnos del IES Alhadra (Almería) participaron en ¿Somos paisaje?, performance guiada por Javier Viana y Olga Magaña en colaboración con Basurama. Con el caminar como acción creativa, recogimos la basura en la Rambla del Olivo Milenario. Los cauces como veneros de la tierra se derraman en el Mediterráneo cual vertedero y cementerio oculto. Observamos cómo nuestra actividad se mueve, se desplaza por agua y por viento y deviene una huella.

Olga Magaña realizó su improvisación de danza Impro Baleia (work in progress), en la plaza de Agua Amarga, con la poesía y percusión corporal de Javier Viana.

Una bata de cola elaborada con plásticos encontrados en las calas inaccesibles, durante el taller ¿Dónde está el agua?.

Foto: Baleia, por Olga Magaña © José Villalva

Salve, de Ernesto Artillo, es una obra materializada en una bandera que ha sido confeccionada con chalecos salvavidas que abrazaron a personas que cruzaron el Mediterráneo, gracias a la colaboración de algunas de ellas con la Asociación de mujeres de Cruz de Caravaca. Salve fue izada el Día de la Hispanidad en el Mirador de la Amatista, dentro del Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar.

ARC nace con la intención de perdurar en el tiempo y de poner en valor la creación artística respetuosa con el medio natural, preservando la idiosincrasia del entorno en el que se desarrolla. Ha sido organizado por Bum creaciones y Arto blanco, cuenta con el patrocinio de la Diputación de Almería y la colaboración del Ayuntamiento de Níjar, Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, Asociación de Vecinos de Agua Amarga y Plataforma Indómita.

www.aguamarga.org

Javier Viana, dirección artística
Irene Pomar, coordinación

© fotos : f. y j. gálvez - o. molina y sus autores . webdesign: espacioazul.net