Vida natural

Propuesta de declaración de emergencia climática

Ecologistas en Acción, Greenpeace y ‘Por la Salud de Carboneras’, y en su representación Minerva Aragón Padilla, vecina de Carboneras, se dirigen al pleno del Ayuntamiento de Carboneras y a los grupos políticos para instarlos al reconocimiento del Estado de Emergencia Climática en el que nos encontramos mediante la aprobación de la presente moción y las medidas que de ella se deriven:

El Ayuntamiento de Carboneras reconoce que el planeta, así como los seres vivos y los ecosistemas que alberga, se encuentra gravemente amenazados por el cambio climático. Prueba de ello son los recientes informes sobre el estado de la naturaleza del IPBES (Plataforma Internacional sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos) y sobre el calentamiento global del IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático), que alertan de las consecuencias sobre la subida del nivel del mar, la extremización del clima, la pérdida de miles de especies y otros importantes cambios, si superamos el incremento de 1,5 ºC de temperatura terrestre.

Nuestro municipio, que cuenta con una gran riqueza medioambiental, se encuentra en una de las zonas más vulnerables cara al cambio climático, que traerá consecuencias enormes sobre nuestro entorno, el paisaje, la habitabilidad y la economía del municipio. No responder ante la crisis ecológica supondría una irresponsabilidad para nosotros y el resto del planeta.

En ese sentido, aceptamos la gravedad de la situación de esta crisis climática. Admitir las evidencias científicas del cambio climático, así como el camino de reducción de las emisiones propuesto, es la única forma de proteger la existencia de un futuro para el municipio. La ciudadanía debe entender la urgencia e irreversibilidad de esta lucha y el Ayuntamiento de Carboneras puede desempeñar un papel clave en la formación, educación y sensibilización sobre el necesario freno a las emisiones, realizando una obligada adaptación a las consecuencias del incremento de la temperatura global. Asumir compromisos de reducción de CO2 de al menos un 40 % para la próxima década, como han acordado ya otros ayuntamientos, es un imperativo ético.

Declarar la emergencia climática requiere asumir el cumplimiento de compromisos políticos reales y vinculantes, que involucren a la Administración, a las empresas y a la ciudadanía, con la consiguiente asignación de recursos para hacer frente a esta crisis. Necesitamos un plan de acción vinculante capaz de garantizar las reducciones anuales de gases de efecto invernadero necesarias, sustituir los combustibles fósiles, conseguir una energía 100 % renovable y reducir a cero las emisiones netas de carbono lo antes posible, de manera urgente y prioritaria, en línea con las indicaciones del informe del IPCC para limitar el aumento de las temperaturas globales a 1,5 ºC. Un estado de emergencia implica intervenir activamente en las políticas municipales de residuos, transporte, iluminación, calefacción, refrigeración, consumo, energía, vivienda, compra y contratación públicas… de forma que descarbonicemos nuestro entorno.

No estamos solos en este esfuerzo, otras muchas instituciones internacionales, otras naciones, comunidades autónomas, ayuntamientos, desarrollan planes, donde cada uno en virtud de sus posibilidades y competencias, se suman en esta lucha común contra el cambio climático.

La declaración de emergencia climática supone iniciar un proceso de educación, formación y concienciación a toda la población sobre la gravedad de la crisis ecológica y el enorme cambio necesario para frenar la emergencia. El Ayuntamiento se compromete a facilitar que los vecinos de la localidad y el Ayuntamiento como institución demos una respuesta responsable a los retos que esta crisis nos pone por delante, asegurando la plena consecución de los siguientes Objetivos Generales.

EL AYUNTAMIENTO DE CARBONERAS SE COMPROMETE A:

1. Establecer los compromisos políticos, dictar las normativas y desplegar los recursos necesarios para garantizar reducciones de gases de efecto invernadero de al menos el 40 % no más tarde de 2030, para poder conseguir el balance neto en 2040.

2. Abandonar progresivamente los combustibles fósiles, con el 42 % de cuota de energías renovables en 2030, como establece el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, aspirando a una energía 100 % renovable de manera urgente y prioritaria. Para ello el gobierno municipal elaborará, aprobará y llevará a cabo el Plan Municipal contra el Cambio Climático al que está obligado por la ley Andaluza de Medidas frente al Cambio Climático, en la línea de los PACES (Planes de Acción para el Clima y la Energía Sostenible) del Pacto de los Alcaldes. Un Plan Municipal que incluirá medidas como: fomentar el autoconsumo eléctrico con renovables y una movilidad sostenible lo antes posible, crear espacios peatonales, promover la bicicleta y otros medios de transporte no contaminantes, reducir la demanda de energía hasta consumos sostenibles, asegurar el aumento de la eficiencia energética y de las instalaciones renovables, crear espacios educativos y de información a la población sobre la emergencia climática, alcanzar una política de residuo 0, afianzar la compra pública sostenible, evitar los bancos con los que trabaja el municipio que financien proyectos basados en combustibles fósiles, así como cualquier otra medida que pueda ayudar a la reducción de emisiones de CO2.

3. Avanzar, entre otras, en una economía local y de proximidad, que impulse la soberanía alimentaria, la agricultura y ganadería ecológicas.

4.La justicia, la democracia y la transparencia deben ser pilares fundamentales de todas las medidas que se apliquen, por lo que la ciudadanía será protagonista en la vigilancia, el seguimiento y el control de las medidas adoptadas.

Carboneras a 21 de octubre de 2019

Minerva Aragón Padilla

© fotos : f. y j. gálvez - o. molina y sus autores . webdesign: espacioazul.net