Con la llegada del verano las playas y calas del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar se llenan de visitantes y por desgracia, también de basura. Algunos de esos visitantes son bastante guarros, incívicos y carentes de vergüenza, ya que tienen la desfachatez de abandonar su basura en las inmediaciones de la playa en la que han estado disfrutando de un agradable baño y de un singular entorno natural.

Las personas que dejan tirada su basura en las playas y calas del Parque deben pensar que tienen “derecho” a hacer semejante guarrería, a pesar de que suelen existir carteles que indican la prohibición de abandonar la basura. En el momento en que alguien deja tirada la primera bolsa de basura, provoca un “efecto llamada” para que más gente abandone su basura al lado, pensando que es un lugar adecuado para dejarla allí. En las playas no urbanas no hay contenedores de basura ni tiene porque haberlos, más aún tratándose de un Parque Natural, en el que solo faltaba que se prestaran servicios propios de playas urbanas en las playas naturales. Por ello, es del todo lógico, que la basura que genere cada uno, se la lleve y la deposite en un contenedor que encuentre en las zonas urbanas. Al igual que cuando sacamos la basura de nuestras casas, a nadie se le ocurre dejarla tirada en mitad de la calle y la depositamos en el contenedor más próximo, es de sentido común que hagamos lo mismo cuando estamos en espacios naturales.

Este problema es recurrente y sucede todos los años, sin que se consiga erradicar. Hace unos años, el Ayuntamiento de Níjar puso en práctica una iniciativa en el Playazo de Rodalquilar, instalando varios contenedores en el inicio de la pista de acceso a la playa, en una campaña de sensibilización bajo el eslogan: “Tú la traes, tú te la llevas”, en referencia a la basura. Esta campaña dio buen resultado, pero solo en el Playazo de Rodalquilar. Otras playas o calas, como la Cala de Enmedio, El Corralete, Torre García, etc., todos los años se convierten en un basurero en mayor o menor medida durante los meses de verano.

Basura en la playa de El Corralete.
Basura en cala de Enmedio.

Amigos del Parque ha presentado varios escritos a las administraciones locales y autonómica, por una parte, para que limpien la basura, por el problema de imagen, medioambiental y de salud pública que genera, y por otra parte, para que se adopten medidas para evitar que estas acciones se repitan.

Es necesario que las administraciones realicen campañas de sensibilización y concienciación con alcance a todo el Parque Natural, incrementar los carteles en los que se indica la prohibición de tirar basura, especialmente en las zonas donde viene siendo recurrente su abandono. También es necesario dotar de mayor vigilancia las playas para sancionar a los infractores y disuadir a otros de realizar estas prácticas.

No tiene sentido que las administraciones públicas realicen campañas publicitarias promocionando a bombo y platillo las bondades y maravillas del Parque Natural para atraer visitantes, si luego no tienen capacidad de controlar, regular y mantener en buen estado los espacios de uso público. Ciertamente, el problema de fondo deriva del comportamiento incívico de unos cuantos, pero cuando esto se produce, son las administraciones las que deben actuar para evitarlo.

Desde la Asociación Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar queremos pedir a la ciudadanía más respeto por el medio ambiente y mayor implicación de las administraciones públicas para atajar el problema de las basuras en el Parque Natural de una vez por todas.