Este verano se ha detectado por primera vez la presencia del cangrejo azul (Callinectes sapidus) en el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar, concretamente en la desembocadura de la Rambla de Morales por la asociación SERBAL. En este lugar, donde en otras ocasiones se había observado la presencia de numerosas especies de aves, en esta ocasión solo se observaron dos ejemplares, aunque a mucha distancia para poder ser identificadas. No tenemos información suficiente para afirmar que la disminución de la presencia de aves esté relacionada con la presencia de estos cangrejos, pero por su abundancia y las características de su alimentación, cabe suponer que es probable que la disminución de alimentos, junto con el tamaño y la agresividad de los mismos tenga relación con la disminución de avistamientos de aves en esta zona. Lo que sí se puede afirmar es que su agresividad se considera incompatible con la biodiversidad existente en las zonas húmedas en las que habita. Tengamos en cuenta que las especies invasoras son causa directa del 39% de las extinciones conocidas, siendo, después de la pérdida del hábitat, la segunda amenaza para los endemismos en el Mediterráneo.

Sabemos que estos cangrejos se han observado también, dentro del Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar, en las salinas del Cabo de Gata, por lo que amenazan con hacerse presentes en todos los humedales almerienses, si no es que lo han hecho ya.

Esta especie exótica produce importantes alteraciones en los espacios en los que se introduce, por lo que debe ser erradicada en todos aquellos lugares en los que se encuentre, con mayor razón en los espacios protegidos en los que la presencia de esta especie pudiera causar daños irreparables.

Cangrejo azul en el humedal de Rambla Morales. Foto: F. Gálvez
Varios ejemplares de cangrejo azul en Rambla Morales. Foto: F. Gálvez

Por todo esto, el GEM, junto con otros colectivos como Ecologistas en Acción y esta Asociación, se han dirigido ya a la Delegación de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible para alertar de la presencia cada vez mayor, de este cangrejo en la práctica totalidad de las zonas húmedas litorales de la provincia. Además, se ha consultado si ya se está realizando algún tipo de seguimiento de dicha especie en la provincia, y, en su caso, de las medidas que se están llevando a cabo o que se prevén tomar para el control de la misma.

Solicitamos, por tanto, desde esta Asociación, como ha hecho ya el GEM, que se investigue la situación de esta especie y que se tomen medidas para frenar su expansión ya que se trata de un animal sumamente agresivo con los entornos naturales en los que se instala, y que en su regulación pase de “Especie exótica con potencial invasor” (Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre) a “Especie exótica invasora” y se determinen/impongan medidas de control y erradicación lo antes posible.